En portada

Artículo publicado

30/06/2019

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

A mediados del siglo pasado
EN EL REDESCUBRIMIENTO DEL ALBARIÑO
VIGO TUVO MUCHO QUE VER

Desde Vigo, literaria y empresarialmente, se impulsó la recuperación del vino Albariño que durante cien años, desde mediados del Siglo XIX cuando llegó la filoxera, había permanecido olvidado, refugiado en pequeñas plantaciones que se habían salvado de la plaga que destruyó la mayoría de los viñedos. El Albariño era solo conocido y altamente apreciado por algunos muy bien informados consumidores que sabían donde encontrarlo, entre ellos los escritores José María Castroviejo y Alvaro Cunqueiro.

A mediados del siglo pasado | EN EL REDESCUBRIMIENTO DEL ALBARIÑO | VIGO TUVO MUCHO QUE VER

Fue avanzada la década de los 50 cuando los dos amigos que escribían, Castroviejo y Cunqueiro, muy generosamente decidieron que aquel vino nuestro desconocido para la mayoría merecía ser promocionado, para lo cual contaban con dos armas poderosas, sus respectivas máquinas de escribir. Así que comenzaron a publicar artículos – la mayor parte en Faro de Vigo – alabando las excelencias del Albariño y la necesidad de recuperarlo, una labor literaria que resultó clave como primer impulso y para la posterior aparición de bodegas productoras y el consecuente nacimiento de la D.O Rías Baixas.

En muy buena parte gracias a los mencionados literatos y algunos amigos suyos del exterior, como el periodista gastronómico Néstor Luján, todo empezó en O Salnés. Pero el desarrollo de las comarcas de O Rosal y O Condado tuvieron sus primeras bodegas importantes y se desarrollaron gracias a empresarios vigueses que se interesaron en el mundo del vino. Ellos fueron los pioneros desde el punto de vista empresarial y así se cuenta, con los nombres de aquellos emprendedores, en el reportaje de abajo. El primero de ellos Alejandro Barreras, que en 1955 ya estaba instalado en su recién adquirida finca de A Fillaboa, en Salvaterra de Miño, produciendo Albariño.

EL ALBARIÑO Y LA LITERATURA (O VICEVERSA)

EMPRESARIOS VIGUESES QUE FUERON PIONEROS DEL ALBARIÑO

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page