Punto de Mira

CARLOS MOURIÑO:
AL PRESIDENTE DEL CELTA SE LE VA LA OLLA CON DEMASIADA FRECUENCIA EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
(y ahí están los resultados)

Carlos Mouriño Atanes, al que ahora le da por teñirse de rubio desvaido la poca masa capilar y de la otra que le queda, parece que a veces delira en su sillón de mando o desde el sofá de dormir la siesta. El último desvarío, realmente insólito, fue ceder la sede del club para un acto electoral de un partido político.

Politizar un club de fútbol identificándolo con una determinada formación política, un club que cuenta con miles de abonados y decenas de miles de seguidores, que además representa en el plano deportivo a una ciudad, se puede considerar el mayor de los extravíos mentales de Carlos Mouriño; pero también una tremenda falta de respeto hacia todos los que apoyan al Celta, dado que el conjunto de los abonados y seguidores celtistas es plural y fuera de los asuntos del balón votante de todas las tendencias. Lo que hizo Mouriño Atanes cediendo las instalaciones de Príncipe al servicio del Partido Popular se puede considerar una ofensa, con no poco de desafío, a la inmensa mayoría de los aficionados que sienten y padecen por el Celta de Vigo. Y que desean que el Celta sea sólo fútbol, mejor si acompañan buenos resultados deportivos.

————–

Pero aunque  este fue el mayor de sus despropósitos, no es el único que ha cometido Mouriño en los últimos tiempos.

Hace poco, en Diciembre del pasado año, le dio por pagar anuncios a toda plana en los diarios locales en forma de comunicados dirigidos al alcalde de Vigo. En uno de sus apartados, uno de ellos rezaba: ´ Sr. Alcalde, ¿por qué no considera los éxitos del RC Celta como éxitos de la ciudad? ´ Una pregunta realmente tonta, también teniendo en cuenta que a Abel Caballero – a pesar de portarse en público como Abel Caballero – le votan la mayoría de los ciudadanos, que consideran que su gestión es muy buena; y así volverá a ocurrir en las próximas elecciones municipales de Mayo.

Antes, en el año 2017, a Carlos Mouriño no se le ocurrió otra cosa que encargar la nueva web del Celta a una empresa propiedad del presidente del Deportivo de A Coruña. Otro despropósito y también incoherencia, dado que en nuestra ciudad existen acreditadas firmas informáticas, a las que ignoró. Ver: LA NUEVA PÁGINA WEB DEL CELTA DE VIGO FUE REALIZADA POR UNA EMPRESA DE TINO FERNÁNDEZ, PRESIDENTE DEL DEPORTIVO DE A CORUÑA

En cuanto a la actual situación del Celta, tan preocupante en lo deportivo, a ella se ha llegado por deriva de otra iniciativa disparatada: contratar como entrenador a un argentino de origen sirio llamado Antonio Mohamed, alias El Turco. Un  llamativo elemento portador de la clásica jeta porteña, procedente de un equipo mediocre del fútbol mexicano, que se presentó por su cuenta en Vigo para ofrecerse y que convenció a Mouriño, al que seguramente pilló en uno de sus momentos, cada vez más frecuentes, de neuronas bajas y además revueltas. Para después, ya firmado el contrato, declarar el tipo que él había venido a introducir una nueva forma de jugar en la liga española, algo parecido. Y es que el presidente del Celta, desde sus comienzos al frente del club, es proclive a equivocaciones de este tipo.

La actual situación del Celta, con rumbo probable a Segunda División, es clara consecuencia de la clarividencia de Mouriño fichando al Turco.

Ver aquí: EL CELTA DIO LA IMAGEN MÁS HORTERA DE PRIMERA DIVISIÓN

Esperando que no se trate de una dolencia realmente seria (a pesar de su aspecto tiene sólo setenta y cinco años) está claro que a Carlos Mouriño en los últimos tiempos se le va la olla con preocupante intermitencia. El hombre, protagonizando tales trastornos, seguramente desvaría debido a algún tipo de sobrevenida perturbación o disfunción neuronal.

¿Cómo se puede pedir el apoyo al equipo de la plural en edad, ideas y condición afición celtista si la dirección del club se identifica claramente con un determinado partido político al que, esto es lo grave, se le permite utilizar electoralmente la sede del Celta?

V.E

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page