En portada

Artículo publicado

02/01/2006

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Citroën afronta el 2006

En los próximos meses se producirá el lanzamiento de un monovolumen que la prensa especializada denomina indistintamente Picasso2 o C4 Picasso y que sustituirá en el mercado al Xsara Picasso

El nuevo modelo, sobre la base del Citroën C4 y en versiones de cinco y siete plazas, será producido en exclusiva mundial por la planta viguesa del grupo PSA Peugeot Citroën y aspira a obtener el mismo éxito comercial que el Picasso actual.
El recién finalizado 2005 fue de conmemoraciones para Citroën en Vigo: en el mes de noviembre se celebró la salida de la cadena de montaje del vehículo 8 millones producido por la factoría, honor que le correspondió a un Xsara Picasso; y en diciembre tuvo lugar la despedida de la furgoneta C15, que abandonó el catálogo tras 21 años y con 1.181.471 unidades producidas.
Pero fue también un ejercicio complicado para industria automovilística en general debido al retroceso de ventas en el mercado europeo, situación que la planta viguesa del Grupo PSA – que destina el 88% de su producción precisamente a los países de la Unión – pudo capear con un descenso ligeramente por debajo del 8% en sus ventas.
La producción en el 2005
Del centro de PSA Peugeot Citroën en Vigo salieron 422.480 vehículos y 46.440 colecciones CKD (vehículos en piezas para su posterior montaje), un 8% y un 10% menos, respectivamente, que en 2004, destinándose el 82% a la exportación, primordialmente, como se dijo, a los países de la Unión Europea, aunque los vehículos se distribuyeron en 109 países de todo el mundo.
El modelo más producido fue el Xsara Picasso, con 165.850 unidades, seguido del Berlingo (131.605), del Partner (99.025) y del C15 (26.000).
La caída en la producción no tuvo una mayor repercusión en la fuerza laboral de la planta debido, según fuentes de la propia factoría, a los diversos mecanismos de flexibidad pactados con los agentes sociales para adaptarse a las fluctuaciones del programa de producción con la adecuación de los horarios de apertura de la planta, lo que permitió mantener el turno de noche.
Necesidad de suelo industrial
El centro de producción del Grupo PSA en Vigo, uno de las mayores plantas automovilísticas de Europa, es singular por encontrarse en el centro de una ciudad, un caso único con todos los inconvenientes logísticos que ello supone, paliados en parte por la reciente entrada en servicio del segundo cinturón de circunvalación.
Es también la única de sus dimensiones que carece de una conexión ferroviaria, importante carencia que se prevé quede paliada en los próximos años – cinco en el mejor de los casos, quizás seis – mediante el enlace que comunicará la Terminal Marítima de Bouzas con el Puerto Seco de Salvaterra.
Pero la demanda más insistente que parte de la dirección de la planta es la urgente creación de más suelo industrial en el área de Vigo para así poder acoger la implantación de otras empresas de la industria auxiliar que desean sumarse a las ya existentes. Se trata de una cuestión fundamental para el desarrollo de la industria de la automoción en Galicia, un problema de falta de polígonos industriales al que las distintas administraciones, local, autonómica y estatal, no han sabido hasta ahora enfrentarse. O, en algún caso, no han tenido la voluntad de hacerlo.
Un distrito para Vigo
Por otra parte, la misma dirección de Citroën en Vigo lidera el proyecto de crear una especie de superclúster que englobe a los principales sectores industriales de la ciudad y su área de influencia y que se refleje en una ordenación del territorio y sus infraestructuras. Una propuesta de “metadistrito”, que así ha pasado a denominarse la iniciativa. Es decir, en lenguaje llano y directo, un distrito de Vigo que sirva para encauzar, sostener y hacer competitivo el poderío industrial de la ciudad cara al futuro global que se avecina .
Un planteamiento que parece contar con el apoyo del actual gobierno autonómico de Galicia.
El nuevo Picasso
El Xsara Picasso apareció en 1999 y obtuvo un considerable éxito en el mercado internacional, produciendose hasta el momento más de 1.200.000 unidades. Sin embargo, habiendo comenzado hace ya algún tiempo su declive comercial, el descenso de su producción se notó especialmente en 2005. El pasado año se produjeron 165.850 unidades, 33.050 menos que en 2004.
Su sustituto será el Picasso2 / C4 Picasso, un monovolumen de avanzada tecnología del que también se ignora su fecha de lanzamiento – aunque que será en la primera mitad del 2006 – , de cuyo comportamiento comercial depende el futuro de la planta viguesa del Grupo PSA.
Habrá que esperar que Citroën acierte con el nuevo modelo como lo hizo en 1996 con el Berlingo y tres años más tarde con el XSara Picasso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page