En portada

Artículo publicado

02/01/2006

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Citroën ante un año importante

Para un centro piloto el lanzamiento de un nuevo modelo supone un acontecimiento del que dependerá su actividad en los próximos años

La planta viguesa de PSA produce vehículos en exclusiva mundial desde que en 1984 salió el C15, dado de baja en catálogo muy recientemente tras 21 años en la cadena de montaje.

En el 2005, el centro vio bajar su producción en un 7,8%, lo cual no es un mal resultado teniendo en cuenta las circunstancias del mercado europeo – al que se dirige la mayor parte de su producción – y las dificultades por las que atravesaron otros fabricantes de automóviles radicados en España.

Se puede decir que los modelos Berlingo-Partner, con 131.605 unidades salidas de fábrica (menos 8.295 que en el 2004) y el Xsara Picasso (menos 33.050) se portaron bastante bien en el contexto internacional. Modelos que se estrenaron, respectivamente, en 1996 y 1999.

El Xsara Picasso, con más de 1.200.000 unidades salidas de la cadena de montaje, ostenta el record de producción de una planta que en el pasado mes de Octubre alcanzó la cifra del vehículo 8 millones en sus cuarenta y siete años de funcionamiento.

Precisamente será el modelo a sustituir por un vehículo del que dependerá el futuro inmediato del centro, un modelo al que la prensa especializada llama indistintamente Picasso2 o C4 Picasso, aunque se ignora si alguna de estas dos opciones será el nombre oficial.

Tapado por el lógico secretismo que se produce en estos casos, parece ser que el Picasso2 se montará sobre una plataforma alargada del C4 y que tendrá dos versiones, de cinco y siete plazas, con longitudes de 4,40 y 4,52 metros, respectivamente. Entre sus motorizaciones contará, muy posiblemente, con un nuevo 1,6 HDi desarrollado de forma conjunta por Peugeot y Ford.

Por ahora se desconoce la fecha de su lanzamiento. En todo caso, la salida al mercado de un nuevo modelo supone no sólo una considerable inversión sino también un importante riesgo no del todo calculado, debido, sobre todo, a las imprevisibles circunstancias que pueden repercutir en el mercado y que pueden también afectar a miles de puestos de trabajo.

Es de esperar que el Grupo PSA acierte como lo ha hecho con sus últimos modelos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page