Punto de Mira

Artículo publicado

13/01/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

CONSTRUCCIÓN NAVAL EN LA RÍA DE VIGO: LA MAGNÍFICA MARCHA DE ASTILLERO BARRERAS

La recuperación comenzó con la llegada de los mexicanos de Pemex y el encargo del flotel. La compañía mexicana, en la actualidad propietaria del 51 % de Barreras, fue la salvación; pero hay que decir que a partir de ahí, tras la entrega del barco auxiliar de la industria petrolera, el actual momento que vive … Continuar leyendo "CONSTRUCCIÓN NAVAL EN LA RÍA DE VIGO: LA MAGNÍFICA MARCHA DE ASTILLERO BARRERAS"

CONSTRUCCIÓN NAVAL EN LA RÍA DE VIGO: LA MAGNÍFICA MARCHA DE ASTILLERO BARRERAS

La recuperación comenzó con la llegada de los mexicanos de Pemex y el encargo del flotel. La compañía mexicana, en la actualidad propietaria del 51 % de Barreras, fue la salvación; pero hay que decir que a partir de ahí, tras la entrega del barco auxiliar de la industria petrolera, el actual momento que vive el astillero se debe, sin duda, en buena parte, a la eficaz gestión de su presidente ejecutivo y detentador del 24,50 % de las acciones de la empresa, José García Costas. Ha sabido moverse para conducir al astillero al extraordinario momento que viven sus gradas y con muy positivas perspectivas de futuro.

El contrato con la cadena Ritz-Carlton para su primer crucero de super lujo, en la foto de arriba, ha sido clave. Ahora Barreras acaba de anunciar la construcción de un ferry; y, muy probablemente, a ese crucero en grada seguirán otros dos similares para los mismos armadores. Todo un hito en la historia de la construcción naval en la Ría de Vigo.

Otra destacada gestión, en este caso continuada desde hace muchos años a través de sucesivas generaciones de la familia propietaria, es la de Freire Shipyard, que se ha convertido en un referente mundial en barcos de investigación científica y otro buques también dotados de avanzada tecnología.

El pequeño astillero Cardama, asimismo de carácter familiar, sigue a su propio paso una buena andadura, mientras que el vecino Armón, de propiedad empresarial asturiana, ha recibido el premio gordo de siete arrastreros para Nueva Pescanova que se construirán unos en Vigo y otros en sus instalaciones de Burela.

POR CONTRA, DOS ASTILLEROS CON PROBLEMAS

Estos astilleros – encabezados por Barreras en cuanto a volumen de contratos – han superado la crisis gracias a su prestigio de siempre, sensato rumbo financiero y una eficaz gestión.

La historia es diferente por lo que respecta a Vulcano y Metalships. El primero, a punto de rematar el ferry para Transmediterránea se encuentra sin nuevos contratos a la vista y padeciendo problemas judiciales y financieros, por lo que presenta un futuro más que dudoso.

En cuanto al segundo su situación actual es el resultado de la decisión de su fundador, Manuel Rodríguez Vázquez, de, empezando el año 2014, caer en la tentación de aceptar la propuesta que le fue presentada por un corrupto diablo chino, mediante la cual se puede decir que vendió su alma empresarial – es decir, buena parte de su empresa – a Sonangol, la compañía angoleña participada por el gobierno de Pekín y que hasta hace unas semanas estaba presidida por Isabel Dos Santos, hija del que fue sátrapa de Angola a lo largo de cuatro décadas, José Eduardo Dos Santos, cabeza de un régimen dictatorial surgido de la guerrilla comunista MLPA, conocida como ´la Reina de Africa´, que está envuelta en múltiples irregulares negocios cabría decir que protegidos o amparados.

Y aquí hay que recordar la visita a Metalships, bien publicitada desde la misma empresa, de la ministra angoleña de pesca, de nombre completo Vitória Francisco Lopes de Cristovao de Barros Neto, en Septiembre 2015.

Las consecuencias de esa etapa tan reciente, con la presencia de Sonangol en Metalships, pesa como una losa sobre la reputación del astillero a pesar de que en la actualidad parece ser que cuenta con carga de trabajo, o al menos eso avanzó en su día y se encargó de destacar el diario decano Faro de Vigo. En todo caso, aquella conexión con el régimen de Angola, tan próxima en el tiempo, ha devenido en una pésima tarjeta de presentación comercial a nivel internacional. Lo que hay que lamentar, pues es un buen astillero.

De sus desaciertos en algunas ocasiones acompañados de actuaciones extremas – Zona Franca – anda ahora por ahí Manuel Rodríguez echando culpas a otros, entre los cuales se encuentra Vigoempresa. Mientras que, para sumar problemas, está en marcha el litigio que Rodman Polyships, la empresa pariente, mantiene con su ex distribuidor en Miami, un tema, nos comunican, que se puede complicar todavía en mayor medida y por vía judicial.

Aunque, con seguridad, lo que más molesta al presidente de Metalships es el éxito de su nada amigo José García Costas, el cual, como primer responsable de la gestión de Barreras, se está apuntando sustanciosos tantos en forma de magníficos contratos.

V.E

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page