Informes

Artículo publicado

21/09/2008

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

CONSERVAS DE GALICIA

Informes

09/09/2008

CONSERVAS DE GALICIA

SUPERFICIE EMPRESARIAL

Informes

19/04/2008

SUPERFICIE EMPRESARIAL

CONSTRUCCIÓN NAVAL

Con una importante carga de trabajo y un alto grado de especialización, el sector naval de la ría de Vigo vive uno de los mejores momentos de su historia. Lejos queda ya la reconversión industrial sufrida por los astilleros en la segunda mitad del siglo XX y que redujo de forma drástica los empleos, provocando … Continuar leyendo "CONSTRUCCIÓN NAVAL"

CONSTRUCCIÓN NAVAL
Con una importante carga de trabajo y un alto grado de especialización, el sector naval de la ría de Vigo vive uno de los mejores momentos de su historia. Lejos queda ya la reconversión industrial sufrida por los astilleros en la segunda mitad del siglo XX y que redujo de forma drástica los empleos, provocando un cambio en el concepto empresarial con el cierre de industrias y la posterior apertura de pequeñas empresas auxiliares que hoy generan miles de empleos directos e indirectos.

El naval vigués afronta en los albores del siglo XXI una etapa con muy buenas expectativas, y cuenta con una cartera de pedidos de buques de acero que se sitúa en el umbral de los 1.800-2.000 millones de euros, con contratos para entregar barcos hasta finales del año 2011.

Pero, junto a la importancia de las cifras, otro dato a tener muy en cuenta es la diversificación en la que se han empleado nuestras empresas navales, que han pasado de la construcción casi exclusiva de pesqueros, al desarrollo de otro tipo de naves como ferrys, quimiqueros, buques de apoyo a plataformas petrolíferas, portacontenedores, unidades de investigación oceanográfica o remolcadores, lo que ha repercutido notablemente en el incremento del valor añadido.

En esta década la industria naval viguesa dedica tan sólo el 15 por ciento de su trabajo al sector pesquero, lo que demuestra claramente su alto nivel de competitividad y su apuesta por la innovación y el desarrollo. Este hecho ha posibilitado que los astilleros y firmas auxiliares convirtiesen a la ciudad en uno de los principales referentes del naval en la Unión Europea y en el más importante del territorio español.

En las siete principales factorías que operan en la ría viguesa están ocupados un millar de trabajadores, mientras que las firmas auxiliares emplean a unos 7.000. Se trata de una mano de obra de alta cualificación que compite sin ningún tipo de complejo con los grandes monstruos asiáticos que en estos momentos tienen serias dificultades para admitir encargos por la saturación que sufre su producción.

El naval vigués ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y gracias a las ayudas institucionales asumió un giro que le ha situado a la proa del sector europeo. De hecho los cerca de 70 buques de acero contratados en estos momentos en Galicia, la mayor parte en astilleros vigueses, sitúan al conjunto de España, con 146 naves, en el tercer fabricante comunitario, sólo por detrás de Holanda (246) y de Alemania (206), que sigue siendo la mayor factoría naval de la UE.

Según las estadísticas que ofrecen Lloyds Register of Shipping, la base de datos Clarkson o Fearnleys, Galicia está situada en un mercado de buques especializados, por su alto nivel tecnológico y calidad, y con una alta demanda por parte de algunas de las principales navieras del mundo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page