En portada

Artículo publicado

21/06/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

CUANDO A CORUÑA TENÍA
´EL MEJOR CLIMA DE ESPAÑA´
(en un cartel publicitario)

El cartel que se reproduce está tomado de un ejemplar original ya bastante ajado de mediados de los años treinta del siglo pasado. Un cartel que tenía sus parientes, pues pertenecía a una serie a partir de otros lemas en la misma dirección: ´La Coruña, ciudad de verano´/ ´La Coruña, ciudad ideal´/ ´La Coruña, ruta … Continuar leyendo "CUANDO A CORUÑA TENÍA | ´EL MEJOR CLIMA DE ESPAÑA´ | (en un cartel publicitario)"

CUANDO A CORUÑA TENÍA | ´EL MEJOR CLIMA DE ESPAÑA´ | (en un cartel publicitario)

El cartel que se reproduce está tomado de un ejemplar original ya bastante ajado de mediados de los años treinta del siglo pasado.

Un cartel que tenía sus parientes, pues pertenecía a una serie a partir de otros lemas en la misma dirección: ´La Coruña, ciudad de verano´/ ´La Coruña, ciudad ideal´/ ´La Coruña, ruta de turismo´

Vino la Guerra Civil, la correspondiente larga y mísera postguerra y aquellos carteles ya no tenían objeto como reclamo turístico. Pero los de A Coruña encontraron una solución mucho mejor en las circunstancias: se apresuraron a regalar al recién estrenado Caudillo – por ´suscripción pública´, eso sí – el estupendo Pazo de Meirás. Y a su señora Doña Carmen una magnífica casona blasonada en el Casco Viejo de la ciudad, la llamada Casa de Cornide, un palacete urbano de considerables dimensiones.

De esta manera A Coruña, ciudad natal del fundador de la Legión, Millán Astray,  se vistió de ciudad vencedora de la Guerra Civil y se dedicó a aprovecharlo. Se convirtió en ´capital de verano´ del Régimen ya que en Meirás, donde, se supone que gozando del clima, veraneaba el dictador con su familia y se celebraban consejos de ministros.

A uno de sus ciudadanos más destacados, Pedro Barrié de la Maza, el promotor de los regales, en agradecimiento le otorgó el Caudillo un título nobiliario: Conde de Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste Sociedad Anónima)

Ya mucho más tarde, en 1961, enterados insignes coruñeses de que al Generalísimo le había dado por el golf y se había montado un hoyo en el Pardo decidieron crear un estupendo campo de golf en A Zapateira para que Franco lo disfrutara en sus escapadas de Meirás. Habría que ver a Paquita la Culona, como le llamaba su compañero de armas, el general Queipo de Llano, manejando de manera ridícula el hierro siete en golpes, incluso los fallados,  seguramente prácticamente todos, siempre aplaudidos por el séquito que le acompañaba por los hoyos del campo.

———- 0 ———-

Todo ello aprovechó A Coruña para obtener no pocas prebendas concedidas por el régimen franquista. Por ejemplo, la instalación de la refinería, cuyo proyecto original se concibió para Vigo y a la que después también optaron Santander y Bilbao. Siempre se dijo – falseamiento de cartas marinas aparte –  que Doña Carmen tuvo en el asunto una intervención decisiva, por lo que nuestra ciudad también tiene mucho que agradecer a la esposa de Franco.
Ver aquí:
CUANDO A CORUÑA SALVÓ LA RÍA DE VIGO

———- 0 ———-

Por aquellos años sesenta se inventaron otro slogan también con cartel: ´La Coruña, la ciudad donde nadie es forastero´Otra cochina mentira, pues allí tanto los vigueses, como los portugueses y los  compostelanos que les levantaron lo que ellos llamaban ´capitalidad´ son mal considerados, por decirlo suavemente.

Por las tascas de las estrehas calles del centro de A Coruña se sigue escuchando el famoso lamentable chascarrillo: ´¿Qué es un vigués? ¡El hijo de una puta y un portugués!´

En realidad, hay que reconocer que son unos fenómenos en lo suyo. Capaces de aprovechar la catástrofe del Prestige para vender la desmesurada moto de un ´puerto refugio´ en la zona más batida de la costa – lo de ´puerto exterior´vino después – a un gobierno de inútiles que además estaba noqueado.

En el trasfondo del timo cuyo coste anda por los mil millones de euros que salieron de las arcas europeas y del Estado español estaba el intento de liberar grandes superficies en el puerto de siempre – ´puerto interior´- para ser dedicadas a una enorme operación de especulación inmobiliaria en la que tenía interés el por su entonces regidor municipal, Paco Vázquez, en el que participaba su esposa.

No van a cambiar los de A Coruña. Seguirán falseando datos, ya sean climatológicos o financieros, como hicieron con los de Caixagalicia.

Incluso muchos seguirán queriendo pensar que tienen el mejor clima de España. El de Galicia, eso para ellos siempre estuvo clarísimo. Les gusta el viento que azota desde el Atlántico y  agradecen también las bajas temperaturas, una sensación térmica que se resuelve con ropa de abrigo. Cuando llegan los temporales y las grandes olas de un mar enfurecido se comen la playa de Riazor y se llevan por  delante balaustradas y mobiliario urbano dicen sonrientes a las cámaras de la tele gallega que aquello está precioso.

R. SOUTELO

Ver también:

EL FANTASMÓN HERCULINO QUE FUNDIÓ CAIXAGALICIA
A LO GRANDE Y CON ESTILO

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page