En portada

Artículo publicado

25/08/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SOSTENIDO DISPARATE DEL PUERTO EXTERIOR DE A CORUÑA

A mordiscos de temporal, el último invierno el mar se ha llevado cientos de millones de euros de fondos comunitarios empleados en la obra más insensata jamás emprendida en Galicia, ese puerto exterior ubicado en Punta Langosteira, una de las zonas más batidas y peligrosas de la costa.

EL SOSTENIDO DISPARATE DEL PUERTO EXTERIOR DE A CORUÑA

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO EL 03 / 07 / 2011

Lo volvemos a traer a nuestra portada añadiendo el calificativo de ´sostenido´ porque, habiendo resultado en el gran fracaso siempre anunciado esa barbaridad acometida en la era Fraga forzada por las fuerzas vivas de A Coruña aprovechando el desconcierto del gobierno de Aznar tras la catástrofe del Prestige en el año 2002, ahora los coruñeses, tras haber sido arrojados al mar más de mil millones de euros de fondos públicos en la construcción de un puerto inviable, ahora quieren volver a aprovecharse de otro gobierno, este de distinto signo y en otra circunstancia, solicitando la Autoridad Portuaria de aquella ciudad la condonación de una deuda de trescientos millones.

A Coruña siempre se alimentó, a lo largo de su historia, de manipulaciones, falseamiento de datos e influencias políticas sobre todo en la época franquista. Es su forma de vida como ciudad, está en su identidad o ADN e insisten en ello.

Esto es lo que publicamos entonces:

La imagen, con ese mar en calma, corresponde a una creación virtual que nunca será realidad ni aunque se remate la obra, lo que ahora mismo es dudoso. Y si ésta llegara a su fin difícilmente coincidirían varios barcos, ya que el puerto, dadas las condiciones de la zona, sólo podría estar operativo una parte del año y no podría ser utilizado por líneas regulares.

Un emprendimiento descabellado, consecuencia directa del desastre del Prestige del que se van a cumplir nueve años; y de una pretendida gran operación de pelotazo urbanístico a cargo de algunos prebostes de A Coruña, los de siempre.

Un despropçosito impulsado a instancias del entonces alcalde Paco Vázquez, quien convenció para su construcción a los mismos responsables que desde los despachos del gobierno de Aznar habían dado órdenes a los técnicos de la torre de control del puerto de A Coruña para alejar el barco de la costa, justamente la peor de las opciones posibles y la que desencadenó la catástrofe.

Aprovechando el posterior desconcierto, con el barco derramando toneladas de petróleo en forma de «hilillos», que dijo el otro, Francisco Vázquez persuadió al gobierno de la «necesidad» de construir un «puerto refugio» precisamente en Punta Langosteira, también la peor de las ubicaciones, cuando los «puertos refugio» son, por definición, puertos naturales. En realidad, se trataba de una vieja idea de los cabecillas herculinos: liberar el espacio portuario enclavado en el centro de la ciudad para montar una ambiciosa maniobra especulativa.

Por esta razón, todavía ahora, el diario La Voz de Galicia considera Punta Langosteira como un asunto de «interés estratégico», en lo que están bien instruidos los redactores del periódico.

UN PUERTO EXTERIOR JUNTO A OTRO PUERTO EXTERIOR

La insensatez de su construcción adquiere todavía mayor relevancia cuando a tan sólo a once millas ya existe, en funcionamiento, otro puerto exterior. Un verdadero puerto. Es decir, seguro.

Un puerto exterior de Ferrol junto al cual se podía haber trasladado perfectamente la refinería coruñesa.

Si tenemos en cuenta que a Punta Langosteira ya se han destinado en torno a 800 millones de euros (en 2004 fue presupuestado en 479 millones) y que Repsol reclamaría unos 200 millones por mover hasta allí sus instalaciones en el hipotético caso de que algún día se remate la obra, nos damos una idea de la magnitud del despilfarro. Los millones que estima la petrolera hubieran bastado para situar la refinería en el entorno del puerto exterior de Ferrol, que además tiene utilidad para otros tráficos.

GALICIA SE QUEDA SIN NECESARIAS INFRAESTRUCTURAS

Como en A Coruña y desde La Voz de Galicia se miente y  manipula la información de manera continuada, nadie duda de que los daños causados por los últimos temporales son bastante más cuantiosos de lo que han reconocido y publicado.

En su momento, la Autoridad Portuaria de A Coruña únicamente admitió el derrumbe de 200 metros de espigón, achacándolo a la «excesiva duración de este temporal», refiriéndose al Becky de Noviembre 2010. Lo cierto es que olas de unos dieciseis movieron piezas de hormigón de 150 toneladas de peso y que se ocultó la evaluación de los verdaderos daños.

Así las cosas, son para recordar aquellas declaraciones del ex alcalde de A Coruña, Javier Losada, al diario El País, publicadas el 23 de Mayo del pasado año: «Mi ciudad exige que toda Galicia sea solidaria con el puerto exterior«.

Muchas realizaciones de verdad necesarias en infraestructuras y dotaciones se podían haber llevado a cabo en Galicia – un país atrasado en el contexto europeo – con esos cientos de millones de euros de fondos tragados por el mar. Que llegarán, probablemente, a rozar los mil millones. En esta Galicia cuyo apoyo para rematar el disparate «exige» el alcalde herculino.

Una vez más, el resto de los gallegos somos víctimas de una coruñesada. En este caso, de una monumental coruñesada. Ocurre que en este caso, la construcción de ese puerto es tan absurda que ni siquiera beneficiará a la ciudad del Norte. Al contrario: el puerto en sí mismo solo producirá más problemas de los que ya les está creando.

Aunque, hay que insistir, lo peor es que Galicia, por intentar beneficiarse A Coruña desde A Coruña, tiró al mar cientos de millones de euros en ayudas europeas que se podían haber empleado en mejorar no pocas cosas en nuestra comunidad autónoma.

Ellos siempre han sido así.

R.EIRAS

Artículos relacionados:

EL PUERTO EXTERIOR DE A CORUÑA BATE RECORDS DE OLEAJE POR LO QUE DEBERÍA SER DESTINADO A LA PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA DE ORIGEN UNDOMOTRIZ Y MAREOMOTRIZ, TAMBIÉN EÓLICA (YA QUE NO SIRVE PARA TRÁFICOS MARÍTIMOS) 30/01/18

Y también:

OTRA CONSECUENCIA DEL PRESTIGE: EL DISPARATADO PUERTO EXTERIOR DE A CORUÑA

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page