Punto de Mira

Artículo publicado

22/05/2020

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

VIGO UNIDO

Punto de Mira

26/04/2020

VIGO UNIDO

El firmamento en tiempos de corona virus y ciertos casos despreciables

En una extrema circunstancia como la que vivimos, en el plano individual sale a relucir lo mejor de la gente. Pero también lo peor, como en los casos que aquí se mencionan

El firmamento en tiempos de corona virus y ciertos casos despreciables

En lo colectivo, en los peores momentos de la pandemia el comportamiento general de la sociedad española ha sido ejemplar.

El de casi todos los ciudadanos; pero destacando el de aquellos cuya profesión y dedicación es la de proteger a los demás: los sanitarios, desde los médicos y las enfermeras a los celadores y personal de limpieza de los hospitales; las distintas policías; los cuerpos de bomberos; los equipos de protección civil y los voluntarios de servicios sociales; las brigadas del ejército que salieron de sus acuartelamientos para realizar labores de desinfección en residencias de ancianos y lugares públicos.

Mientras que individualmente fueron cientos de miles de personas las que calladamente, de manera anónima, desinteresadamente, se dedicaron a realizar actos de solidaridad, de ayuda al prójimo conocido y desconocido, en muchísimos casos colaborando de manera anónima con unos bancos de alimentos que se ven desbordados por las solicitudes. Lo que ahora, con lo que viene, seguirán haciendo, auxiliando a quienes – en un gran y creciente número – se encuentran en condiciones precarias.

Conforman lo mejor de nuestro universo colectivo, un inmenso firmamento de silentes estrellas pequeñitas.

—————

Pero también se han dado casos muy lamentables, se podrían calificar de indecentes, de algunos personajes y personajas que personifican lo peor de nuestra sociedad.

Como el de esa peripatética seguidora de Aristóteles, profe de filosofía que escribe libros de educación sexual para menores, siempre tan aficionada a salir en los papeles, sobre todo en Faro de Vigo, que quiso anunciar todo el urbi et orbi vigués – foto remitida incluida, con una elegida pose de hace unos quince años, media página del periódico para ella – que había sufrido coronavirus y que, aunque lo había pasado muy mal, ya lo había superado. Como si sólo le hubiera ocurrido a ella. En todo caso, como si el resto de los pacientes fueran otra cosa. Porque lo de ella, que es muy ella, eso sí que fue grave.

Aunque todavía mucho peores fueron los casos de dos cocineros con estrella de neumático, en ambos casos de andar por casa, uno radicado en Poio y el otro en Vigo.

Ambos, que en sus respectivos restaurantes y con una elaborada puesta en escena de artificio gastronómico se dedican a sablear al personal pudiente, aprovecharon la oportunidad del corona virus para procurarse publicidad gratuita.

El primero cocinando – un día – una merluza al vapor acompañada de patatas en caldeirada que él mismo, personalmente, tras avisar a Faro de Vigo, se encargó de llevar al comedor San Francisco, de Pontevedra. El diario recogió el acto en un artículo promocional, con galería fotográfica en su edición digital.

El segundo se inclinó para la ocasión por un guiso o rancho de carne destinado al comedor de Cáritas en Vigo. De lo suyo se encargó La Voz de Galicia; y además consiguió un hueco en el Telexornal, en el que apareció cortando un muy aparente trozo de carne de vaca – sin grasa – elegido cara al momento de la filmación del mini reportaje. 

Y COMO ELLOS OTROS

Que son, por suerte, muy minoría.

Lo grave es que algunos medios de comunicación se presten a atender y regalar desafortunado protagonismo a tales sujetos que buscan interesado protagonismo a partir del infortunio de muchas personas.

Ayudar de verdad, de forma continuada y de una manera discreta, de modo que no se entere nadie, sin el añadido de una promoción publicitaria, eso no les interesa.

V.E

El menú estrella Michelín de Pepe Solla en el comedor de San Francisco

El único estrella Michelín de Vigo cocina 200 menús para Cáritas

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page