Punto de Mira

Artículo publicado

27/05/2019

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

CABALLERO DESBORDA LA NAVIDAD

Punto de Mira

06/12/2019

CABALLERO DESBORDA LA NAVIDAD

EL PROBLEMA CON ABEL CABALLERO:
SU PÉSIMO SENTIDO DE LA ESTÉTICA

En una corporación de 27 miembros ha obtenido 20 puestos, el trono con palio para él, el sillón de la Deputación para la Carmela Silva y la bancada para sus 18 concejales enanos y enanas, esto al haber cosechado una aplastante mayoría del 67,7%. Le han votado 101.058 vigueses de un censo de 239.190 votantes, de los cuales un 37,26 % acudieron a las urnas. En otras cifras: de las 150.077 papeletas depositadas 89.117 fueron para Abel Caballero. Y lo que es muy significativo: ganó en todas las mesas electorales, incluidas las que el PP consideraba de su propiedad, por decirlo así.

EL PROBLEMA CON ABEL CABALLERO: | SU PÉSIMO SENTIDO DE LA ESTÉTICA

Los números son la expresión de un mayoritario apoyo de la ciudadanía y un aplastante resultado lógico, pues en los doce años que lleva gobernando la ciudad su gestión municipal y administración de los dineros públicos se considera, en términos generales, como de muy buena nota. Además reconocen los ciudadanos su dedicación y que no es sospechoso de intentar enriquecerse en el cargo, de lo que hay notorios antecedentes cuyo recuerdo sigue muy presente.

Por supuesto, sus payasadas, numeritos, escaso sentido del ridículo, necedades mundiales que proclama y variadas mamarrachadas de alcalde showman también la han ayudado en la captación de votos, porque hay un determinado y no pequeño sector de la población – ese mismo – que aplaude tales actuaciones. Mientras que otra notable ayuda electoral se la proporciona, la lleva años recibiendo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, cuyos ataques y desprecios dirigidos a Vigo se traducen en muchos miles de votos para Caballero.

—————–

El problema de un buen alcalde como Abel Caballero es su pésimo gusto personal, que es de hortera subido, lo que traslada a la estética urbana en variadas de sus actuaciones afeando, de manera demasiado manifiesta, no pocos rincones de la ciudad.

Y como está acompañado de Carmela Silva, que en este sentido incluso lo supera, pues ahí están los resultados con el barrio de Coia como principal perjudicado, donde el barco pesquero atracado en medio de la rotonda se cargó toda la perspectiva de la que era una magnífica avenida y que desde entonces parece otra cosa. Y ahora, en un estanque, les mete un extravagante  volcán humeante, quizás eruptante, que es, según él, por los trocitos de cerámica que cubren su estructura, ´tipo Gaudí´, en este caso con los colores del Barça aunque más bien ´tipo Arca´, los ciudadanos veteranos nos entienden.

Al estanque y los chorros de agua en torno al feo elemento cónico los niños han encontrado una inmediata utilidad en estos días de calor, algo que no sabemos si habían contemplado sus diseñadores.

Y además colocó un tranvía que por suerte no lleva dentro una efigie de Caballero caracterizado de revisor de billetes o de conductor. Un tranvía portugués que en nada se parece a los que circulaban por Vigo, en los que viajaban los vigueses de entonces. No hubiera resultado tan costoso y desde luego hubiera sido mucho más apropiado reproducir la carrocería de uno de aquellos.

Lo de ´tipo Gaudí´ tiene un precedente: el banco cerámico probablemente diseñado por la mismísima Carmela Silva que plantificó en la calle Jenaro de la Fuente.

VIGO VERTICAL Y EL NUEVO BALAÍDOS

La imagen de arriba corresponde a la infografía presentada por Caballero del galáctico montaje de pasarela ascendente cubierta que, previa tala de árboles del boulevar central, se instalará en el primer tramo de la Gran Vía, hasta el Corte Inglés. Ojalá se quede en eso, en futurista infografía; y que el aspecto final del proyecto sea muy diferente. Porque de esta manera el de Ponteareas se cargaría, en lo que a su estética se refiere, otra emblemática arteria viguesa.

Cierto que Vigo Vertical es una de sus mejores iniciativas y también que hace mucho tiempo que, por su peculiar orografía, la ciudad necesitaba de estas actuaciones. Pero el problema vuelve a ser el mismo: el colorito que acompaña a tan útiles escaleras mecánicas y ascensores, predominando el rojo Vigo. Demasiado llamativos y poco agradables a la vista son los artefactos de sube y baja que hasta ahora entraron en funcionamiento.

Pero la enorme guinda del pastel de Caballero es el estrambótico nuevo Balaídos, un desproporcionado – por las malas proporciones – esperpento arquitectónico cuyo arquitecto autor se quiso inspirar en el espléndido Birds Nest, el estadio olímpico de Pekín, y le salió lo que le salió. No solo por su aparatosa fealdad sino porque está funcionalmente mal diseñado: las gradas no quedan protegidas de las rachas de lluvia y por dentro semeja una especie de mecano o andamiaje sin terminar. Según manifestó en su día el temerario e incontinente parlante supermayoritario alcalde se trata de un ´Guggenheim´ en estadio de fútbol.

Pena que con tanto pelo de la dehesa pueblerina que conserva tenga el consiguiente mal gusto y lo traslade a las calles de la ciudad.

V.E

Enlaces relacionados:

GAUDÍ SEGÚN CABALLERO Y CARMELA SILVA (ELLA VESTIDA DE BANCO)

SAN MAMÉS Y BALAÍDOS, QUE SERÁ UN ´GUGGENHEIM´ SEGÚN ABEL CABALLERO

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page