Punto de Mira

Artículo publicado

14/07/2020

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

En Gran Vía Abel Caballero firma otra antiestética actuación urbana

Como nos temíamos nosotros y un gran número de ciudadanos, una obra tan positiva y reclamada como la instalación de las rampas ascendentes de Gran Vía se la cargó el alcalde a base de una exagerada combinación de relucientes colorines que rompen la armonía de un magnífico espacio urbano que ahora parecerá una calle de pueblo preparada para sus fiestas mayores. O, si se quiere, la entrada de un parque de atracciones con Caballero de portero.

En Gran Vía Abel Caballero firma otra antiestética actuación urbana

Existían antecedentes, claro. Como el del barco de Coia, cuya absurda colocación en ese estratégico lugar rompió la perspectiva y el equilibrio visual de una de las grandes avenidas de Vigo.

Tanto en lo del barco varado en la rotonda como en lo de Gran Vía apostamos que Abel Caballero ha contado con el asesoramiento de Carmela Silva, con lo que el extremado mal gusto cateto que distingue a ambos se ha multiplicado no por dos, sino por cuatro. Un ejemplo ya lejano de esta dual colaboración ´artística´ es el ´banco tipo Gaudí´ diseñado por ella, aprobado por él y que se encuentra en la calle Jenaro de la Fuente. Ver aquí, publicado en Vigocasisecreto.com: GAUDÍ SEGÚN CABALLERO Y CARMELA SILVA

Toda una inspiradora de cuestiones antiestéticas, fue la Silva quien, tiempo antes antes de irse a la Diputación, tuvo la idea del pesquero en Coia, la promotora del desbarre. Una personaja que viste con horribles variados llamativos trapos y que en una ocasión recibió al rector de la Universidad de Vigo en su despacho de la Diputación Provincial ataviada nada menos que con una especie de camisón estampado de besitos rosas y con un llamativo rótulo pectoral: Kiss Me.

———-

Las supercoloristas cubiertas de las rampas de Gran Vía se traducen en un grave atentado estético urbano, una agresión al buen gusto y a la sensibilidad de muchos vigueses y también de visitantes a la ciudad.

Abel Caballero dejará en Vigo su antiestética huella urbana, tan pretenciosa como paleta, a su imagen y semejanza personal.

Porque, para colmo, ha construido – de manera muy deficiente en su realización – un estadio de fútbol, el de Balaídos, que con sus barrigudas formas ondulantes mal concebidas destaca por ser el más feo de todos los de España y parte del extranjero. Un horror arquitectónico; pero para Caballero, tan ignorante como osado en estas cuestiones, se trata, así lo afirmó, de ´un Guggenheim del fútbol´

Ver aquí: COMPARATIVA DE SAN MAMÉS Y BALAÍDOS

Caballero es un desastre en cuanto a gestor de la estética urbana. Una pena porque, hay que reconocerlo, en otros ámbitos de la administración ha demostrado ser un muy buen gerente municipal.

DEBERÍA INAUGURAR LAS COLORISTAS RAMPAS CON EL MISMO ATUENDO CON EL QUE APARECE EN LA FOTO DE ARRIBA

V.E

Enlace relacionado:

CARMELA SILVA EN CAMISÓN ESTAMPADO

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page