En Portada

imprimir imprimir

AQUEL ´VAPORCITO´ DE
EL PUERTO DE SANTA MARÍA

DE LA RÍA DE VIGO A LA
BAHÍA DE CADIZ

El legendario ADRIANO III, en 2002 declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, fue construido en 1955 por un astillero de San Adrián de Cobres

Tras ser botado y entregado a sus armadores, el Adriano III emprendió su primera y única larga singladura que le llevó de la ensenada de San Simón a la bahía gaditana para a partir de entonces dedicarse a comunicar el Puerto de Santa María con Cádiz. Lo que hizo a lo largo de más de medio siglo, cincuenta y seis años, hasta 2011.

No era, en realidad, un vaporcito, como le llamaban en El Puerto, sino una embarcación con motor de explosión muy similar a las que durante décadas unieron Vigo con Cangas y Moaña.

El ´vaporsito´, así pronunciado, reemplazó en el servicio en la Bahía de Cádiz a sus antecesores los Adriano I y II.

PROPIETARIOS GALLEGOS DE UNA SAGA NÁUTICA

Todos los Adriano fueron propiedad de la familia de origen gallego Fernández, sobrinos de Antonio Fernández, que regentaba una carpintería de ribera en la Ría de Ferrol y que fue el que construyó el primer Adriano, un barco que durante años unió Mugardos con la ciudad departamental hasta que en 1929 el barco se trasladó a la bahia gaditana. El nombre de la embarcación se debía a que Antonio Fernández era conocido en Ferrol como ´El Adriano´.

Más tarde, también en Ferrol, se construyó el Adriano II, trasladado a Cádiz para compartir las travesías con el Adriano I.

Los Fernández sobrinos de ´El Adriano´se conviertieron en portuenses de pro, muy populares en la localidad, sobre todo el mayor, conocido por todos como Pepe el del Vapor. Ellos eran también la tripulación.

Y llegó después, en 1955, el Adriano III para sustituir a los anteriores,  una nueva embarcación que la familia Fernández decidió encargar al astillero de carpintería de ribera que existía en San Adrian de Cobres, decisión en la que debió influir no poco el nombre de esta localidad de la ensenada de San Simón.

UN BARCO CON MEMORIAS LITERARIAS Y CINEMATOGRÁFICAS

En las fechas especiales que suponían engalanadas travesías, el Adriano III siempre hacía ondear la badera de Galicia junto a la Andalucía y la de España, como se aprecia en la foto de arriba. También remarcable es que la Junta de Andalucía declaró al barco Bien de Interés Cultural en 2002 y en calidad de tal estuvo navegando durante los sus últimos nueve años de servicio.

En una de aquellas señaladas travesías que celebraban algo tuvo al timón al mismísimo Rafael Alberti, de lo que existe abundante documentación gráfica; y a bordo se rodaron escenas de varias películas, entre ellas ´La Lola se va a los puertos ´

Hasta tuvo himno propio en el Carnaval de Cádiz, que empezaba así:
´Viene a esta tierra un barquito/ más típico no lo hay/más blanco ni más bonito/en ´toito´ el muelle de "Cái´

Y Alberti dejó escrito antes de morir en 1999: ´Estoy preparando mis cenizas, eligiendo a las personas que han de ir al centro de la bahía de Cádiz para esparcirlas allí, desde el vaporcito Adriano III ´

Incluso, ya en el plano industrial al tiempo que gastronómico, existe una marca comercial que lo recuerda: ´La fábrica de harinas El Vaporcito produce desde 1936 harinas especiales y de excelencia, destacando la harina El Vaporcito considerada mejor harina de freir pescado´

Así de grande llegó a ser y sigue siendo, puesto que forma parte de la historia del Puerto de Santa María y de Cádiz y su bahía, el precioso barco diseñado y concebido en San Adrián de Cobres que, como Bien de Interés Cultural que es, deberá ser siempre conservado.

Su final como barco en activo llegó un nefasto día 30 de Agosto de 2011 cuando una avería en el timón provocó su choque contra una escollera, tras el cual malamente  pudo llegar al puerto de Cádiz donde se hundió lentamente para poder dejar a salvo a los ochenta y tantos pasajeros que llevaba a bordo, los últimos después de tantos miles y miles de generaciones de gaditanos y portuenses que tuvieron la suerte de utilizar el Adriano III, que también era suyo y lo sigue siendo.

P. Fernández

PARA UNA MAYOR INFORMACIÓN ESTA RESEÑA:
EL ADRIANO III


23/12/2017