En Portada

imprimir imprimir

NO HAY QUE OLVIDAR QUE EL MAGNÍFICO PRESENTE DE LA PLANTA DE PSA CITROËN EN VIGO SE LE DEBE EN GRAN PARTE A JAVIER RIERA

También la creación de Ceaga y el desarrollo de una potente industria de la automoción

Toda la carrera profesional de Javier Riera Nieves, ingeniero industrial de formación, transcurrió desde 1969 primero en Citroën y posteriormente en el Grupo PSA Peugeot-Citroën. Entre 1999 y 2006, año de su retiro, fue el director de la planta de Balaídos en contínuo crecimiento.

Un vigués muy vigués, de Canido de toda la vida, del Canido de Abajo en el que se encontraban las fábricas de conservas y que hoy ocupan restaurantes, nada que ver con el mundo actual de la llamada Carretera Cortada. Se trata de uno de los hombres que más hizo por Vigo en toda su historia industrial. Son pocos los vigueses que merezcan tanto reconocimiento.

Tras una larga estancia en una de las plantas francesas del grupo, en 1998 regresó a Vigo para al año siguiente ser nombrado máximo responsable de la factoría de Balaídos. Y consiguió entonces algo fundamental para la planta: ser elevada a la categoría de centro piloto. Es decir, productora de modelos en exclusiva mundial, categoría en la que se estrenó con el lanzamiento del Xsara Picasso.

Fue también un hombre fundamental para el desarrollo de Ceaga (Clúster de Empresas de Automoción de Galicia), que había sido fundada en 1997, con Román Yarza, creador de Grupo Copo, al frente. Otro empresario inolvidable.

Juntos impulsaron el Clúster y de Javier Riera partió una decisión fundamental: incluir en el mismo a la planta viguesa. Posteriormente vendría la Fundación Ceaga.

Aquella iniciativa llevó a las cifras actuales de nuestra industria de la automoción: en torno a cien empresas asociadas en Ceaga; casi dieciocho mil empleos directos (cuarenta mil entre directos e indirectos); aproximándose a los 8.000 M€ de facturación anual, lo que supone el 15% del PIB gallego; y más del 30% de las exportaciones de Galicia. Todo ello en Vigo y su área de influencia.

Una de las claves del éxito de la factoría viguesa de PSA-Citroën, que es una de las más eficientes de Europa, se debe a su flexibilidad laboral  acompañada de unos altos índices de productividad. Lo que constituye otra herencia de Javier Riera, producto de su gestión a lo largo de ocho años al frente del centro.

Vigo debe mucho a Javier Riera. El grupo PSA también.

J.L.F

Enlaces:

TODO COMENZÓ CON AQUELLA ESTUPENDA FURGONETA 2CV

FÉLIX SANTAMARÍA
EL HOMBRE QUE MULTIPLICÓ VIGO
Consiguió traer a Citroën por iniciativa personal


05/03/2017