En Portada

imprimir imprimir

LAS PATRULLERAS DE
FERNÁNDEZ SOUSA

Las encargó en 2010, cuando faltaban menos de tres años para que la Vieja Pescanova fuera intervenida y sus principales accionistas y directivos resultaran encausados por graves delitos de índole financiera relacionados con la empresa.

Fue uno de sus últimos delirios al frente de la compañía pesquera fundada por su padre. Manuel Fernández Sousa contrató con el Grupo Rodman, por entonces todavía de la plena propiedad de su amigo Manuel Rodríguez Vázquez,la construcción de diez patrulleras semirrígidas de 12 metros de eslora y cuatro toneladas de desplazamiento como la que aparece en la fotografía, que fue tomada desde un móvil cuando la embarcación se encontraba haciendo pruebas en la Ría, en las proximidades de Chapela, con militares mozambiqueños a bordo.

Fabricadas por Neuvisa, filial de Rodman, Pescanova pagó por cada una de ellas, según coinciden diversas fuentes, la cantidad de 3,4 millones de euros, en total 34 millones de euros. Cuando nosotros quisimos indagar al respecto, un destacado miembro del entorno de Rodman nos contestó que el altísimo precio se había debido a que Manolo Fernández comenzó a solicitar muchos extras y que por ello el coste se disparó... Otra persona, un profesional muy conocedor del sector, nos informó más tarde que, aun estando su precio en función de la potencia de los motores acoplados, cada lancha no debería haber superado los 800.000 euros. Parece una gran diferencia aun considerando los muchos complementos incorporados a petición de Fernández.

Por entonces, debido a las informaciones económicas generadas desde la compañía, la mayoría de los analistas en Bolsa recomendaban la compra de acciones de Pescanova.

ASÍ QUISO NAPOLEÓN FERNÁNDEZ ARMAR A UN PAÍS AFRICANO  

El antiguo presidente de Pescanova justificó el encargo afirmando que era necesario proteger la actividad de los treinta pequeños barcos de Pescanova que operaban en aguas de Mozambique dedicados a la pesca de langostino.

Así, ocho de las patrulleras fueron entregadas - regaladas - a la Armada de Mozambique para cumplir con esa misión. Cinco de ellas fueron enviadas a Maputo a mediados de Marzo de 2011 por medio de un gigantesco avión Antonov fletado para la ocasión y cuya presencia en Peinador fue objeto de gran despliegue infomativo por parte de los medios locales.

Otras tres ignoramos como fueron trasladadas, probablemente a bordo de un barco. Y dos fueron encontradas en Septiembre 2013 por la auditora Deloitte varadas, abandonadas y sin estrenar en las instalaciones de Pescanova.

A la facturación de Rodman hay que añadir los costes del desplazamiento de los militares mozambiqueños a Vigo; el viaje de los técnicos vigueses que los acompañaron en su regreso a Mozambique; y, por supuesto, el transporte aéreo en el Antonov. Con los consiguientes añadidos.

El armamento a bordo fue, lógicamente, incorporado en destino.

ES MUY POSIBLE QUE LAS PATRULLERAS DE PESCANOVA TRAJERAN A VIGO AL CHINO SAM PA

Nos dicen que esas lanchas patrulleras para la Armada de Mozambique suscitaron el interés del chino Sam Pa y que ello provocó el primer contacto de este intermediario y delincuente internacional - hoy desaparecido, tras haber sido detenido por las autoridades de su país en Octubre 2015 - con Manolo Rodman.

Resulta muy pausible, puesto que Mozambique, donde poseía intereses en minas de oro y de diamantes, los llamados ´diamantes de sangre´, era uno de los principales escenarios de las andanzas de Sam Pa, en sus tiempos hombre al servicio del gobierno de Pekín que había comenzado su carrera en Africa como asesor de las guerrillas comunistas en varios países y proveedor de armas a las mismas. Todo un experto en este campo que después inició por cuenta propia una trayectoria como traficante de armas.

Tras participar de manera muy destacada en la operación de compra de parte del Grupo Rodman por la petrolera China Sonangol, Sam Pa también intermedió en el encargo de patrulleras - de otro tipo, ya en fibra -  que varios varios países africanos hicieron a la emprea viguesa. Nada menos que cuarenta para Angola; y también a Eritrea, Sierra leona y Sao Tomé y Príncipe, además de Indonesia.

Un exagerado inicial pedido que en su mayor parte encalló debido a la detención de Sam Pa y su inmediata desaparición.


J.L.F

Ver también, publicado el 04/01/14:
¿Y CUÁNDO SE JODIÓ PESCANOVA?

Ver aquí, del 20/05/15: Otras patrulleras posteriores que fueron encargadas por SAM PA





02/04/2017