En Portada

imprimir imprimir

LA SAGA INDUSTRIAL DE LOS FREIRE DE BOUZAS

Armadores, propietarios de un prestigiado astillero y fundadores de una fábrica de máquinas de coser cuya marca Refrey fue en su tiempo emblemática en España

Con este apellido hay muchas personas en Galicia, sobre todo en el norte; pero en Vigo el patronímico se asocia inmediatamente con ese tan especial enclave que es Bouzas, la antigua villa marinera que se unió a la ciudad en 1904 y que mantiene una singular personalidad propia. En la foto Marcos Freire, cuarta generación y director general de Freire Shipyard, el astillero fundado en 1895.

Para competir con el de Vigo, Bouzas tiene hasta Cristo propio de nombre completo Santísimo Cristo de los Afligidos, cuyas iluminadas fiestas con sus famosos fuegos artificiales se celebran en el mes de Mayo. Un Cristo que a lo largo de varias décadas y en dos etapas, hasta 2012, tuvo como Cofrade Mayor naturalmente a un Freire, Paulino Freire Gestoso, el cual, además, en el año 2006 publicó un libro que lleva por título ´El Cavallero de las Conchas´ (así, con uve, ignoramos el motivo)

Paulino Freire Gestoso afirma y defiende que en su ´traslatio´desde Tierra Santa en ruta marítima hacia Iria Flavia el cuerpo del Apostol hizo parada precisamente en Bouzas , como asegura se demuestra por una especie de milagro allí acaecido. De modo que existe una Orden do Cavaleiro das Cunchas, que preside el propio Don Paulino.

Aquí se explica el asunto:EL APOSTOL SANTIAGO PUDO HACER UNA PARADA EN BOUZAS

DE LA PESCA ARTESANAL A UN PEQUEÑO ASTILLERO QUE HOY ES REFERENCIA EN BUQUES DE AVANZADA TECONOLOGÍA

Este Paulino Freire del Cristo es, como todos los Freire, descendiente de Paulino Freire Piñeiro, en sus inicios pescador de bajura, pequeño armador y patriarca que tuvo nueve hijos, que en el año 1895 decidió fundar un pequeño astillero que al principio se dedicaba sólo a reparaciones para después pasar a denominarse Construcciones Navales Paulino Freire.

Un astillero que hoy, más de ciento veinte años después y con el distintivo Freire Shipyards, es referencia mundial en buques de investigación científica. Sin haber aceptado nunca socios externos, ya va por la cuarta generación construyendo también otro tipo de buques siempre con tecnología punta y presidido por Jesús Freire Pichín, más de cincuenta años al frente de la empresa. Con sus hijos Marcos Freire como director general y Guillermo Freire en el cargo de director comercial, el primero presidente de Aclunaga, Clúster del Naval de Galicia, se puede decir que, así lo evidencian sus recientes trabajos entregados y también la actual cartera de pedidos, es el astillero mejor gestionado de la Ría, por lo que atravesó sin mayores problemas la última crisis de la construcción naval.

* Cuando los Freire mandaban en Bouzas hasta en el Cristo practicaban una especie de endogamia boucense al mezclarse exclusivamente con otras familias del lugar, cruzándose apellidos que se repiten y nombres propios que también aparecen en distintas combinaciones, destacando entre los mismos Manuel y Paulino.
En este sentido, hay que resaltar que el segundo apellido de Marcos y Guillermo Freire, los jóvenes directores del astillero, que es García, resulta obviado en prácticamente todas las informaciones relacionadas con el mismo. Quizás porque se trata de un apellido común no propio de Bouzas, o puede ser que con el propósito de resaltar la marca familiar sin añadidos.

COMO OTRO MILAGRO DE BOUZAS, EL SORPRENDENTE SURGIMIENTO DE LA INDUSTRIA REFREY

Como armadores a los que les iban bien las cosas de la pesca, en los años 40 los Freire ya habían alcanzado un potencial económico considerable que les permitió adquirir un blasonado pazo urbano.

Fue por entonces cuando una de las ramas de la extensa saga, los Freire Gestoso, hijos de Paulino Freire Costas y de la significada matriarca Manola Gestoso, iniciaron en 1948 un aventura industrial que tendría enorme éxito: la fabricación de las máquinas de coser REFREY. Unos aparatos que triunfaron y se hicieron con el mercado nacional en una época en la que estas máquinas de coser se convirtieron en imprescindibles en muchos hogares españoles. La fábrica dirigida por Manuel Ramón Freire Gestoso, al que acompañaba en la gestión su hermano Benigno Manuel Freire Gestoso, una industria situada en el centro de Bouzas, que contaba con cientos de trabajadores. Y una marca que se impuso claramente a otras conocidas y clásicas extranjeras

Sin embargo, la buena marcha de la industria comenzó a declinar en los setenta debido a que en una España que era mucho más desarrollada aquellas máquinas de coser domésticas - las de Refrey eran robustas, bien construidas y duraderas - fueron dejando de utilizarse, por lo que la empresa sufrió un lento y largo declive en el cual no faltaron continuadas huelgas a finales de los setenta y en la década de los ochenta, por lo que ya en 1992 la industria se vió obligada a cerrar.

PERO SIEMPRE RELACIONADOS CON EL MUNDO DE LA PESCA

Volviendo al mundo de la pesca, el origen empresarial de los Freire, una compañía perteneciente a otra rama de la familia, Freiremar, hace unos años tuvo que cerrar de manera conflictiva por problemas financieros.

La empresa había sido fundada en Cádiz por Manuel Freire Veiga, quien posteriormente trasladó su base a Canarias. En Vigo, en Orillamar, contaba con una importante planta.

Y, por supuesto, no se puede dejar de mencionar a José Luis Freire Freire, el famoso ´Tibu´, todo un personaje de escasa estatura física, fibroso, osado, duro de roer, peleador, amante de la navegación a vela, toda una trayectoria profesional detrás en no pocas ocasiones controvertida. En la actualidad es el máximo responsable de Conxemar, la joya de la corona de las ferias comerciales que se celebran en Vigo y una de las principales del mundo en materia de productos del mar congelados. Precisando que José Luis Freire está desde hace años realizando una destacada gestión.

Este espíritu empresarial familiar que distingue a los Freire también benefició y no poco al conjunto de Vigo. Así fue cuando pusieron en marcha una industria tan importante como fue Refrey. Y en la actualidad queda patente con el buen hacer y prestigio internacional del que goza el astillero Freire Shipyard. Siempre una marca familiar.

C. PIÑEIRO

De nuevo el enlace:
EL APOSTOL SANTIAGO PUDO HACER UNA PARADA EN BOUZAS

Ver también, publicado el 01/08/15:
FREIRE SHIPYARD
CONSTRUCCIONES NAVALES


09/04/2017