En Portada

imprimir imprimir

EL NUEVO BALAÍDOS DE CABALLERO, SI SE CONSTRUYE, SERÁ HORRIBLE

Y no pasará nada cuando el Celta juegue en estadio propio situado en Mos, que es municipio colindante y perteneciente a la futura Area Metropolitana

No somos los únicos que pensamos que el nuevo Balaídos es un adefesio. Una especie de inflado pastelón arquitectónico en azul celeste. O, si se quiere, un cursi excesivo envoltorio de irregular cubierta y pésimo gusto a cuya maqueta solo le falta un lazo de raso diseñado por la teniente alcalde de la corporación municipal.

Pero es que el sentido de la estética de Abel Caballero es el que es, propio de un tipo capaz de meter un enorme barco en una rotonda y así cargarse la perspectiva de la mejor avenida que tenemos o teníamos en la ciudad, la de Coia. Y con su Carmela diseñó los horrísonos bancos de mamposteria de la calle Jenaro de la Fuente, a los que denominaron ´tipo Gaudí´ (ver aquí: Gaudí según Caballero y Carmela Silva, ella vestida de banco)

Lo ya construido de Balaídos no solo es feo en su exterior: el interior de la grada de Tribuna, su cubierta, tiene todo el aspecto de un destartalado montaje provisional con una desproporcionada visera  que muestra todas las verguenzas de sus múltiples hierros cruzados. Y lo que es peor: cuando llueve los espectadores se mojan.

Un proyecto apresurado, mal parido también en su ejecución técnica por lo que presentó dificultades producto de malos cálculos desde el principio, con la mal realizada demolición de la anterior grada. Y después vinieron los problemas de iluminación que a punto estuvieron de estropear la presentación del Celta en la competición europea. Etcétera.

NO PASA NADA SI EL CELTA JUEGA EN UN MUNICIPIO LIMÍTROFE

Como el Celta es de Vigo, la estupenda sede social del Celta, con todos sus servicios, estará en pleno centro de la ciudad, se puede decir que presidiendo la calle más emblemática.

Y si el campo y la ciudad deportiva - lo mismo que ocurre con el Espanyol de Barcelona, que juega en El Prat de Llobregat - se ubican en el colindante Mos pues no vemos el problema. Aun siendo otro municipio, Mos es una extensión de Vigo y que pertenecerá oficialmente a la futura Area Metropolitana.

El campo que construirá Mouriño para su Sociedad Anónima Deportiva se anuncia compacto, funcional, con extensos aparcamientos y muy próximo a las instalaciones del Círculo Mercantil de Vigo y la gran campus de la Universidad de Vigo.

En Mos se encuentran algunas de las industrias más relevantes de la ciudad y allí trabajan muchos vigueses. Se puede decir que el Celta seguirá jugando en Vigo, lo mismo que si el campo se construyese en Nigrán.

Porque, aunque no administrativamente, Nigrán se puede considerar y se considera un barrio residencial de la ciudad. Donde también está muy presente, en Porto do Molle, la Zona Franca de Vigo.

ABEL CABALLERO TENDRÁ QUE COMERSE SU ENORME PROYECTO EN FORMA DE PASTELÓN

No enterito, porque lo más probable es que no se construya en su totalidad. Lo malo es que el dinero municipal que costó la nueva Tribuna ya está gastado; pero lo positivo sería que el Ayuntamiento detuviese las obras para dedicar el montón de millones de euros restante para destinar a otras infraestructuras y, ojalá, también a coberturas sociales.

Aunque de Caballero se puede esperar cualquier cosa, incluso que se empeñe en emplear esa enorme cantidad de fondos, unos treinta millones de euros, en terminar ´su ´estadio. Que quedaría ahí como solitario desmesurado adefesio para ser utilizado de vez en cuando para espectáculos de, quizás, Coros y Danzas. Presididos, como es natural, desde el palco por nuestro alcalde autoproclamado in pectore caudillo.

Lo que sí parece seguro es que este alcalde a lo largo de los años que todavía juegue el Celta en Balaídos como propietario del estadio se va a dedicar a putear en todo lo que pueda al Celta de Vigo. De entrada ya se niega a entregar las llaves del bar y la tienda que ya funcionaban antes del comienzo de las obras.

Lo expresa así Carlos Mouriño en una extensa y clarificadora entrevista publicada por Faro de Vigo:

´Caballero es un gran político, controla mucho. El quiere ser presidente del Celta, él quiere controlar el Celta y nosotros decimos que nadie nos puede controlar. No se puede mover nadie que él no controle y el Celta se está escapando a ese control´

Es Caballero. Un pequeño y en bastantes ocasiones ridículo remedo de Duce que dice las cosas que dice, chorradas de paleto. O que transmite a través de uno de sus concejales enanos: ´se terminará convirtiendo en uno de los referentes de arquitectura del mundo´.

Tonto de capirote.

J.LOSADA


Leer aquí entrevista íntegra en Faro de Vigo (16/04/17):
CARLOS MOURIÑO LO DEJA TODO MUY CLARITO


También, publicado el 08/04/17
ABEL CABALLERO SE COMERÁ SU FEO NUEVO ESTADIO DE BALAÍDOS

Y además:
´NOS COPIARÁN HASTA EN NUEVA YORK´




16/04/2017