En Portada

imprimir imprimir

ENOR
UN FABRICANTE DE ASCENSORES SIEMPRE SUBIENDO

Se trata de una de las historias empresariales viguesas de mayor éxito

Fundada en 1951, Enor inició su andadura como empresa de reparación y montaje de equipos eléctricos. Aprovechando el tirón desarrollista de la España de los 60 del pasado siglo, fue ampliando su actividad, basada en la decidida apuesta de sus fundadores por la calidad. Así con los años pasa de ser un pequeño taller con unos pocos empleados pasó a convertirse en un grupo empresarial con varios cientos de trabajadores y una amplia red de delegaciones.


La culminación de la primera fase de este proceso de transformaciones se produjo en 2002, con el nacimiento del Grupo de Empresas Ascensores Enor, cabecera de un holding integrado por “Ascensores Enor”, “Electromecánica del Noroeste” y “Enor, Elevaçao e Equipamentos Industriais”.

En 2012 Enor se integró en el grupo internacional Otis. Su gama de productos incluye escaleras mecánicas, homelifts, montacargas y puertas peatonales.

MÁS DE 70 MILLONES EN FACTURACIÓN

Con una facturación por encima de los 70 millones de euros anuales, Enor mantiene su sede central en Vigo, en el Parque Tecnológico y Logístico de Valladares. Un complejo con tres áreas diferenciadas distribuidas entre dos edificios, el industrial, el administrativo y una torre de pruebas que quiere ser símbolo de su apuesta por la innovación y el diseño.

Una de las preocupaciones de la empresa ha sido estar cerca de sus clientes. La tradicional apuesta por la dotación de recursos técnicos y humanos y la vocación de servicio del grupo han permitido crear una amplia red integrada por 16 delegaciones en España y Portugal, así como por distribuidores en América.

La consolidación y la expansión geográfica de Enor hasta alcanzar la posición destacada que ocupa actualmente, han llevado aparejados crecimientos notables en sus recursos humanos, instalaciones y medios técnicos.

Desde el año 2000 la facturación del grupo se ha duplicado gracias a crecimientos anuales que en algún caso alcanzaron el 20%. Mientras que la plantilla experimentaba una ampliación notable hasta alcanzar la cifra de 400 empleados.

El grado de implantación de Enor en el mercado también se hace patente a través de una cartera de equipos en conservación integrada por más de 12.000 ascensores certifica la confianza de sus clientes.

LA IMPORTANCIA DE SU DIVISIÓN NAVAL

Líder español en elevadores de diversos tipos para el sector naval, capaz de fabricar instalaciones para toda clase de buques, su actual cartera de pedidos en esta área es de 400 ascensores, 333 de ellos para siete cruceros que construirán los astilleros alemanes Meyer Werft, a los que acompañarán 48 escaleras mecánicas para esos mismos barcos.

También suministrará los ascensores, montacargas, escaleras mecánicas y otros aparatos elevadores para el crucero de lujo encargado por Ritz-Carlton a Astillero Barreras.

CERTIFICACIONES DE CALIDAD Y COMPROMISO SOCIAL

La implicación total del personal en el proyecto de empresa es la garantía en el camino de la excelencia empresarial, de modo que la mejora constante de la cualificación de los recursos humanos implica a todos los departamentos y la cultura de la calidad es una de las señas de identidad de Enor desde hace más de cinco décadas. Una apuesta clara implantada a través de sistemas de control de todos los procesos para garantizar la excelencia de los productos instalados y los servicios prestados. Por ello, la empresa cuenta con la certificación ISO 9000/2000 de AENOR y la de la prestigiosa entidad alemana TÜV.

Investigación y desarrollo, innovación tecnológica y sistemas avanzado son, para Enor, mucho más que palabras Así, el diseño, fabricación y montajes de sus equipos han ido incorporando novedades en concepción, en seguridad, en fiabilidad, en confort, en el cuidado medioambiental con soluciones como los equipos de alta velocidad sin cuarto de máquinas, los sistemas de monitorización remota o los circuitos inteligentes.

Además el Grupo Enor hace gala de un contrastado compromiso con la sociedad. Así, la empresa cuenta con una larga tradición de iniciativas culturales, desde publicaciones hasta su premio de arquitectura, otorgado en 2005 y 2006.

Con estas iniciativas, que responden a la creciente responsabilidad social corporativa, Enor pretende establecer un estrecho vínculo con profesionales relacionados con su actividad, y contribuir al desarrollo de su entorno, a la mejora del patrimonio y la preservación de la identidad cultural de los distintos territorios.

J. TORRES

Ver aquí página web:
ASCENSORES ENOR

26/08/2017