Crónicas de otro Vigo Una sección de Blas Calzada

imprimir imprimir

Manuel Bárcena y la Caja de Ahorros

Manuel Bárcena y Franco, Conde de Torrecedeira, fue uno de los prohombres del Vigo de su tiempo. Un personaje clave en aquella ciudad que se desarrollaba con un gran impulso en la segunda mitad del Siglo XIX.


Vigo atravesaba por una de sus mejores etapas de expansión, con la potente industria conservera a pleno rendimiento, al tiempo que mantenía fuertes lazos económicos con el Reino Unido.
 
A Vigo llegaban por mar las importaciones de maquinaria de aquel país; las flotas de guerra británicas recalaban con frecuencia en el puerto; y la presencia de los empleados de la Eastern Telegaph Company - más conocida por Cable Inglés, a la que se hace referencia en el capítulo anterior - se dejaba sentir en la vida social. Pero es que, además, una de las empresas más rentables de la época era la exportación de ganado a Inglaterra.
 
Entre los años 1865 y 1886 salieron de Vigo con destino a las Islas Británicas nada menos que 93.000 cabezas de vacuno para destinar a carne, lo que se traduce en una media de casi 4.500 reses anuales. El punto culminante lo alcanzaron estas remesas en el año 1882, en el que fueron embarcadas por el muelle de madera que se encontraba en el arranque de la actual calle Concepción Arenal unos 9.000 ejemplares de la raza rubia gallega.
 
El ganado entraba en Vigo por el Calvario y era conducido, como si de una cañada se tratase, por las actuales calles Urzáiz y Colón abajo, vías urbanas recién abiertas en las cuales se encontraban en construcción los magníficos edificios de cantería.
 
El promotor responsable de aquellos envíos de ganado era el acaudalado industrial y comerciante Manuel Bárcena y Franco, que también poseía una importante fábrica de curtidos y participaba en otros diversos y sustanciales negocios. Un hombre ilustrado, que había cursado sus estudios en Inglaterra y, hablando varios idiomas, había recorrido varios países europeos.
 
Siendo alcalde de la ciudad, en 1880 Manuel Bárcena promovió la creación de la Caja Municipal de Ahorros y Monte de Piedad, origen de Caixanova, construyendo a sus expensas el primer edificio que le sirvió de sede, en Policarpo Sanz esquina Velázquez Moreno, donde hoy se encuentra el actual Centro Social de la entidad que debería llevar su nombre. 

No sólo eso, sino que aportó en préstamo para su constitución la enorme suma de los 20.000 reales, lo que permitió a la entidad desenvolverse sin agobios en sus primeros años.
 
La exportación de ganado a Inglaterra comenzó a declinar a partir de 1887, debido al aumento del precio del vacuno gallego y a la competencia en aquel mercado de otros países, en especial Estados Unidos. Terminando por desaparecer a finales de ese siglo.

Manuel Bárcena y Franco fue alcalde de Vigo entre 1879 y 1881 así como fundador, en 1886, de la Cámara de Comercio, radicada en el mismo edificio Bárcena donde se encontraba la Caja de Ahorros, de la que también fue primer presidente.

En 1891 recibió de la Corona el título de Conde de Torrecedeira.