Punto de Mira

imprimir imprimir

DEL DAÑO A CÍES Y A LA IMAGEN DE VIGO SON CULPABLES TODOS
EMPEZANDO POR LAS NAVIERAS Y TERMINANDO POR LA XUNTA DE FEIJOO

Pero también el Ayuntamiento de Vigo - o sea, Abel Caballero - tuvo no poca responsabilidad en el asunto. Porque conocía perfectamente lo que estaba ocurriendo desde hace años y nunca lo denunció. Cuantos mas turistas en la ciudad atraídos por las Islas Cíes, que son símbolo, santo y seña de la Ría, pues mejor. Que para eso se destinan importantes partidas para publicidad enfocada a las islas como imán turístico.

El descontrol por parte de la Xunta de Galicia es absolutamente denunciable y del mismo se aprovecharon las navieras que prestan servicio entre Vigo y otros puertos con las islas. Una de ellas tiene por nombre comercial ´Piratas de Nabia´, toda una declaración de intenciones. Uno de sus barcos bautizado ´Pirata de Cíes´.

Unas navieras, la mencionada y las otras, que este verano, en este mes de Agosto, se dedicaron, mediante la sobreventa de billetes, a estafar a miles de turistas que visitaron Vigo los cuales, habiendo sido engañados y robados de semejante manera, lo más probable es que nunca vuelvan.

Al menos dos de esas navieras parece ser que en su momento obtuvieron ayudas millonarias del Igape. Por otra parte, las multas impuestas les importan poco: representan sólo una parte pequeña de lo obtenido estafando - es decir, robando - a los visitantes a la ciudad que habían pagado su billete para ir a Cíes y se quedaron en el muelle.

Tuvo mucha responsabilidad en lo ocurrido la Xunta y el Patronato que debería velar por el Parque Nacional y no lo hace. Entre otras razones porque el ente está dirigido por un personaje inútil nombrado desde Santiago. Aunque es de suponer que ahora el gobierno de Galicia tomará las necesarias medidas para que la situación no se repita el próximo verano. Llegado el cual, también es de conjeturar dado lo ocurrido, Vigo tendrá bastantes menos visitantes que este año.

Pero repetimos: en el Ayuntamiento de Abel Caballero sabían perfectamente lo que estaba sucediendo y el alcalde permanecía calladito.

Hasta que este mes de Agosto rebosó el cubo y se derramó gran parte del prestigio de la imagen de Vigo.

¿Llevará a partir de ahora la publicidad turística municipal un añadido o apartado, aunque sea en letra pequeña y en una esquina, que advierta que las Islas Cíes forman parte de un Parque Natural y que su acceso está limitado a un número máximo de visitantes diarios?

V.E


27/08/2017