Punto de Mira

imprimir imprimir

SERÍA MUCHO MEJOR ALCALDE SI NO SE COMPORTARA COMO ABEL CABALLERO


La foto los retrata muy bien, él en actitud caudillista y ella, la Carmela, mostrándose como pretor o gobernadora autoritaria.

Lo malo es eso, que siendo un buen alcalde en muchos importantes aspectos - en otros no - también es Abel Caballero. Es decir, el mismo que pronuncia bobabas o paridas con su sonrisa floja y protagoniza payasadas que le aplaude su teniente alcalde Risitas Regades, con una propensión a la paletada en sus exageradas comparaciones, a pesar de lo cual ha conseguido tan amplia mayoría porque el personal votante aprecia su dedicación, capacidad de trabajo, manejo de las saneadas cuentas del concello y, por supuesto, que no trinca ni se forra en el cargo como descaradamente hicieron algunos de sus antecesores cuyos nombres están en la mente de todos.

Sería un gran alcalde si no fuera Abel Caballero. Ese Abel Caballero que estropeó la Avenida de Coia porque se le ocurrió meter un barco en una rotonda. O, peor todavía, el que tuvo la pésima idea de construir un estadio de fútbol a su mayor gloria futura, un proyecto nefasto, mal planteado, un estadio mussoliniano y además de horrible arquitectura que, si logra construirlo, destacará por su fealdad entre todos los del mundo (el personaje llegó a afirmar algo así como que sería el Guggenheim de los campos de fútbol)

Pena que este buen alcalde sea, además, en ocasiones, un Abel Caballero en su ridículo papel de aspirante a caudillo de Vigo.

Y por aquí patina, porque, con su industria y toda una potente área de influencia, este es mucho Vigo para tan poco Caballero.

V.E


19/11/2017



OTROS PUNTOS DE MIRA

MÁS...