Punto de Mira

Artículo publicado

27/02/2019

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

El banquero venezolano con antiguos vínculos chavistas que Núñez Feijoo convirtió en rey financiero de Galicia

Cuando en el año 2009 Alberto Núñez Feijoo accedió a la presidencia de la Xunta de Galicia una de sus primeras manifestaciones fue para anunciar que suprimiría los partidos amistosos de la selección gallega de futbol por considerarlos, así lo declaró, ´un espectáculo lamentable promovido por el nacionalismo radical´

El banquero venezolano con antiguos vínculos chavistas que Núñez Feijoo convirtió en rey financiero de Galicia

Transcurridos ocho años de la operación que llevó a la creación de Abanca, el mismo Feijoo organizó, junto a su amigo Juan Carlos Escotet, presidente del venezolano banco Banesco matriz de la nueva entidad financiera gallega, un encuentro – que por su significado y lo que había detrás resultó más que amistoso – entre las selecciones de Galicia y Venezuela, que se celebró, con un gran despliegue mediático y considerable fanfarria en las gradas, en el estadio coruñés de Riazor. Aquello quiso ser una fiesta, la selección bolivariana la gran invitada.

Tras promover la fallida fusión de las Cajas, también tras el rescate del engendro resultante que costó más de 9.000 millones de euros de dinero público a cargo del Banco de España, Núñez Feijoo terminó por regalar NovaGaliciaBanco a la entidad venezolana Banesco, un banco chavista en tanto que creció y se convirtió en el mayor de Venezuela a la sombra de Hugo Chaves y que se instaló en Galicia mediante una filial creada al efecto y con la marca Abanca.

Los mil millones que pagó la familia Escotet por el rescatado NovaGaliciaBanco los recuperó en dos años. Y cuando se celebró el partido de A Coruña Abanca ya contabilizaba unos cuantiosos beneficios anuales. En agradecimiento, los venezolanos trajeron a su selección de futbol.

LOS DOS JUAN CARLOS EN SANXENXO

Como se puede apreciar en la foto, Juan Carlos Escotet y su homónimo Juan Carlos el Emérito, gozan de buena sintonía.

Con Abanca  produciendo millones de barriles no de petróleo sino de beneficios a partir del ahorro de los gallegos, a Juan Carlos Escotet se le ocurrió la estrategia de comprar un velero de seis metros de la clase conocida como 6mR y exactamente igual al del campechano navegante Emérito, para así poder sumarse a la troupe que rodea al Borbón cuando acude a regatear con los amiguetes y de cuchipandas a Sanxenxo. Al fin y al cabo Escotet se ha convertido en el primer monarca financiero de Galicia de estirpe foránea y eso requiere una consideración en estos tiempos.

La fotografía fue tomada en Junio de 2018.

MUCHO FUTBOL Y ESCASA ATENCIÓN A LA CULTURA

El futbol es hoy día una extraordinaria plataforma para la publicidad y así lo quisieron aprovechar enseguida los de Abanca. Dado que su sede operativa se encuentra en A Coruña, el estadio herculino se llama en la actualidad Estadio Riazor Abanca; y todos los equipos destacados o medio destacados de Galicia, empezando por Celta y Deportivo, lucen en sus equipaciones el logo y el nombre del banco presidido por Juan Carlos Escotet.

Pero la cultura es otra cosa, tiene muchísima menor visibilidad. En realidad, la labor cultural que llevaban a cabo Caixanova y Caixagalicia, muy especialmente la primera, ha sido asumida por Abanca como una obligación que cumple malamente y en mínimos, una carga adquirida. Y de la labor social que desarrollaba sobre todo Caixanova, eso ni existe porque un banco como el de Escotet no está para esas cuestiones, se dedica a otras.

PARA UNA MAYOR INFORMACIÓN VER AQUÍ:

LOS VENEZOLANOS CHAVISTAS DE BANESCO, DUEÑOS DE ABANCA, ENCONTRARON PETROLEO EN GALICIA

 

Respecto a la foto de abajo fue publicada por Faro de Vigo el pasado 14 de Febrero. Así posaron el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta de Galicia sosteniendo a dúo, muy sonrientes, la bandera de la República Bolivariana de Venezuela. Ocurrió durante el acto electoral que los populares celebraron en la sede del Real Club Celta de Vigo, cedida para la ocasión por el propietario del club, Carlos Mouriño.

El significado que tuvo el gesto nos lo preguntamos. Quizás fue, simplemente, una gilipollez; pero es que Núñez Feijoo, que a estas alturas debería saber que algunas fotos, ciertas fotos, las dispara el diablo, ya ha protagonizado unas cuantas instantáneas bien comprometidas. El acto, anunciaron ambos protagonistas, era ´por la unidad de España´.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page