Punto de Mira

La catadura moral de tantos políticos

En foto Perly Corina Porro celebra un pasado triunfo electoral del PP que posteriormente le proporcionaría, de nuevo, considerables rentabilidades.

La catadura moral de tantos políticos

Se explicó muy bien la Irene Montero para justificar, desde la política, la compra del  aparente chalet en Galapagar, una dacha, por decirlo así, con amplia finca, piscina y casa de invitados, propiedad que comparte con su socio al tiempo que compañero Pablo Iglesias, su partido, se dice, receptor de cuantiosas transferencias internacionales: ´todos tenemos nuestra contradicciones´, pronunció la joven. Se quedó tan pancha y el asunto residencial aclarado.

Por el otro extremo en el que moran los ultraderechistas de Vox, la falsaria escurialense Rocío Monasterio firma y vende caros proyectos arquitectónicos sin estar en posesión del correspondiente título. En su caso  no siente la necesidad de justificar nada, para qué.

Ya más cerca, por estos lares, en los tiempos en que se empezaba a reclamar que los políticos hicieran público su patrimonio, Corina Porro se negó a hacerlo; y además se mostró tajante en sus declaraciones: ´yo cumplo con la ley que no me obliga a hacerlo´. O sea, una persona legal y cumplidora cuyo patrimonio ya por entonces superaba en mucho la suma de los sueldos percibidos a lo largo de los años en los distintos cargos que ocupó.

Muy al revés actuó posteriormente el listillo Javier Guerra, el cual, siendo Conselleiro de Economía e Industria en el año 2011, cuando el presidente de la Xunta obligó a los miembros de su gobierno a dar a conocer sus patrimonios el elemento se descolgó presumiendo de un inflado patrimonio de 15,6 millones de euros, seis veces superior a la suma que en su conjunto declararon sus compañeros de gobierno. Fue casi inmediatamente fulminado. Ahora, casi diez años después, anda el hombre metiendo la pelota en público a su jefe político – el que lo echó -, a ver si tras las elecciones de Julio le cae otro cargo. Porque lo suyo es claramente vocacional. Y persistente.

Y está el caso de Alfonso Rueda, de natural un fenómeno nacido con un pan político debajo del brazo para írselo comiendo poco a poco, un pan milagroso que está claro que se regenera. Político desde la cuna por trasmisión paterna, tras prepararse debidamente en la infancia nunca se dedicó a otra cosa desde que ingresó en el frente de las Juventudes del Partido Popular. A su favor hay que decir que se contenta – no hay indicios de otra cosa – con los cuantiosos sueldos que va percibiendo de manera continuada. Por si acaso, como tantos otros, es funcionario en excedencia. Ver aquí: Alfonso Rueda, político borde y prefabricado siempre mamando de la política

—————

Un episodio  grotesco lo protagonizó en Noviembre 2019, tras la victoria en las generales de los socialistas, una enredadora del Psoe de nombre Pilar Cancela, que, como profesional que es de la intriga interna, lleva años mareando a unos y a otros en su partido. En la tesitura post electoral se apresuró a llamar a los medios de comunicación gallegos para comunicarles que ella sería ministra, aunque no sabía de qué, ya que hacía tiempo formaba parte de un supuesto ´gobierno en la sombra´. Se constituyó un gobierno de verdad y la autonombrada se encontró compuesta y sin cartera, haciendo un patético ridículo. Ni siquiera, es de suponer, pudo ser consolada por su compañero sentimental, se puede decir que un empotrado en el comercio político que – él también – estaba confiado a la espera de un bien remunerado chupe como el que ya disfrutó hace años, en este caso derivado del que consideraba seguro e inmediato nombramiento de su prójima. Quedó asimismo anonadado. Otra vez será, si la chica es más prudente y no se precipita.

—————

Ya en lo municipal de Vigo, el inolvidable Manuel Soto – en su juventud comercial del ramo de la confección – llegó a la alcaldía en el año 1979. En los primeros meses como regidor municipal entraba temprano en el ayuntamiento portando una pequeña bolsa de deportes en la que decía que llevaba el bocadillo de media mañana. No tardó mucho en construirse un magnífico chalet sobre el mar de Saiáns, por cierto vulnerando la Ley de Costas. En 1991, tras una mala salida de los asuntos municipales enfiló rumbo e intereses cara a Brasil, donde le levantaron toda la pasta que había invertido en una marca de pantalones vaqueros con nombre de estrella futbolística. Posteriormente anduvo de zascandil por Cuba, de donde fue expulsado por complejos motivos no de índole política. Aquella lujosa casa de Saiáns es hoy propiedad y residencia del presidente del Celta.

También era socialista – nos preguntamos si sigue afiliado al Psoe – Carlos Príncipe, un alcalde, pediatra de profesión aparcada, que presumía de ser un crack especulando en bolsa, lo que explicaría su buena y sostenida circunstancia económica. En su momento se comentó, se rumoreó, que contaba con un considerable patrimonio inmobiliario en el entorno de la Plaza Elíptica. Si así fuera, es de suponer que producto de los beneficios derivados de las órdenes de compra y venta en el parqué, seguramente.

Pero la reina sigue siendo Perly, que cuando regidora municipal y queriendo convertirse en Corina Emperatriz comenzó a montarse un palacete destinado a sede de la alcaldía en el edificio del antiguo Rectorado, según ella para recibir a las más destacadas visitas foráneas con dignidad. Ya estaban las amplias estancias del edificio habilitadas, decoradas con pretenciosos cortinones y caros muebles. Pero unos salones que no pudo utilizar porque perdió las elecciones en 2007 y tuvo que dejar el cargo.

Son unos pocos ejemplos, algunos más lejanos, otros muy cercanos.

Y para qué seguir, que esto se extendería demasiado.

V.E

Dejando aparte sus memeces personales y ciertas lamentables antiestéticas actuaciones, las amplias mayorías absolutas de Abel Caballero se explican porque ha demostrado ser un muy buen gestor municipal. Y también por otro motivo no menos reseñable: los ciudadanos saben que no roba, que no se va a hacer rico en el ayuntamiento porque eso no es de su interés.

ENLACES:

LAS AMBICIONES DE PERLY PORRO

ALFONSO RUEDA: DESDE SIEMPRE MAMANDO DE LA POLÍTICA

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page