Punto de Mira

LA SANIDAD EN VIGO, EL NUEVO HOSPITAL Y EL CASO DE POVISA

El sistema sanitario español que es mixto, tanto público como privado, está reconocido como uno de los mejores del mundo. En el que todos los españoles tenemos derecho a una asistencia pública y gratuita que además funciona en general satisfactoriamente, bastante mejor que en otros países europeos, por lo que se da en España un … Continuar leyendo "LA SANIDAD EN VIGO, EL NUEVO HOSPITAL Y EL CASO DE POVISA"

LA SANIDAD EN VIGO, EL NUEVO HOSPITAL Y EL CASO DE POVISA

El sistema sanitario español que es mixto, tanto público como privado, está reconocido como uno de los mejores del mundo.

En el que todos los españoles tenemos derecho a una asistencia pública y gratuita que además funciona en general satisfactoriamente, bastante mejor que en otros países europeos, por lo que se da en España un llamado “turismo sanitario” de ciudadanos de la UE que vienen en busca de una calidad asistencial que en sus países no encuentran.

En España por algo se forman profesionales de enfermería que destacan en Europa debido a su cualificación y profesionalidad.

Aparte de eficientes y modernos hospitales públicos, en nuestro país están implantadas varias potentes cadenas de hospitales privados que atienden a aquellos ciudadanos – en una proporción aproximada de tres de cada diez – que cuentan con pólizas contratadas con aseguradoras o que pertenecen a mutualidades como Muface. Es una gran negocio el de la sanidad privada, sin duda; pero compatible y perfectamente complementario con la sanidad pública en beneficio conjunto de los ciudadanos.

Aunque es cierto que los plazos de espera en la sanidad pública para intervenciones quirúrgicas son en exceso largos, lo que representa el punto flaco de nuestro sistema.

VIGO ES UN CASO ESPECIAL EN PARTE DEBIDO A POVISA

En nuestra ciudad sólo está presente un hospital perteneciente a una de esas grandes cadenas nacionales privadas, Nuestra Señora de Fátima, que pertenece a Vithas, participada por la Fundación Caixabank que a su vez es propietaria de la compañía de seguros Adelas. Y dos pequeños centros médicos privados, El Castro y Concheiro.

Una singularidad de la sanidad privada en Vigo reside en que, con la excepción de Fátima y sin la presencia de las grandes sociedades hospitalarias, nuestra ciudad cuenta con el mayor centro médico privado de España, que es Povisa.

A destacar también que se trata de un hospital privado que se dedica principalmente a la sanidad pública en una medida que convierte a Vigo en un caso singular en España, ya que el centro, mediante concierto con el Sergas, atiende nada menos que a unos ciento cuarenta mil ciudadanos, prácticamente la mitad de la población de la ciudad.

Povisa nació en 1976 por iniciativa de un grupo de médicos y vino entonces a cubrir las necesidades de una ciudad que crecía muy rápido en población.

Publicado el 06/05/2016: ANTE OTRA GRAN MANIFESTACIÓN CONTRA LA POLÍTICA SANITARIA DE LA XUNTA EN VIGO

EL ENGENDRO DEL NUEVO HOSPITAL Y DESPERDICIO DE OTRAS INSTALACIONES

Respecto al nuevo hospital es que no es público ni privado, sino una mezcla en su funcionamiento de ambas modalidades, lo que, combinadas en el mismo centro, a los pocos meses de su apertura parece claro que el invento no resulta muy eficiente . Y lo que es peor, se montan negocios paralelos para aprovecharse del paciente y sus familiares, como ocurre con el aparcamiento y unos cuantos servicios internos. Aparte de los constantes y alarmantes problemas derivados de una mala terminación que se traducen en la aparición de bacterias en zonas muy sensibles de las instalaciones, por ejemplo.

El argumento de la Xunta para adoptar este modelo es que no había fondos para construir el hospital a su cargo… Y aquí, quizás con ingenuidad, cabe preguntarse si, en tal caso, era en estos momentos necesario. Es decir, encargar su edificación en lugar de planificar, adaptar y reorganizar, para así mejor aprovechar, las infraestructuras ya existentes.

Nos referimos no sólo al antiguo Xeral, también al Meixoeiro, que queda infrautilizado. Y al Policlinico Cíes, al Nicolás Peña e incluso al Rebullón.

No había fondos para que la Xunta construyera el Nuevo Hospital; pero al mismo tiempo parece que nos sobra de todo.

Un macrocentro hospitalario que, volvemos a insistir, no se debería llamar Alvaro Cunqueiro, nombre absolutamente inapropiado.

Con mucha mayor consecuencia lo deberían haber denominado Ciudad Sanitaria Alberto Núñez Feijoo.

Como agradecimiento.

V.E

Ver también: UN NOMBRE OFICIAL MUY DESAFORTUNADO PARA EL NUEVO HOSPITAL

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page