En portada

Artículo publicado

11/10/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Las patrulleras para Mozambique que Fernández Sousa encargó y envió al país africano en un enorme avión Antonov fletado para la ocasión

En el juicio que se prevé se prolongue dos años, Manuel Fernández Sousa está acusado de un delito continuado de falseamiento de cuentas anuales, otro de falseamiento de información económica y financiera y también de insolvencia punible. La fiscalía solicita once años y medio de prisión. En su larga gestión que llevó a la quiebra de la empresa heredada cometió todo tipo de desvaríos empresariales, en bastantes ocasiones producto de una prepotencia adobada de soberbia personal. Uno de sus mayores delirios fue el encargo a Manolo Rodman de unas carísimas patrulleras, con sobreprecio según profesionales del sector consultados, destinadas, como regalo, a la Marina de Mozambique. Unas patrulleras que dejaron su estela, pues serían las que, tres años más tarde, terminarían por traer al chino Sam Pa a Vigo.

Las patrulleras para Mozambique que Fernández Sousa encargó y envió al país africano en un enorme avión Antonov fletado para la ocasión

HEMEROTECA

LAS PATRULLERAS DE FERNÁNDEZ SOUSA

Tres años después de la entrega de las patrulleras fabricadas por una filial de Rodman a Pescanova, a comienzos de 2014 las empresas de Manuel Rodríguez Vázquez atravesaban por una delicada situación económica que el empresario solventó con la entrada en el accionariado de Metalships de la compañía petrolera chino angoleña Sonangol. Esto lo llevó a cabo con la decisiva mediación del desaparecido chino Sam Pa, un ex asesor de guerrillas comunistas en Africa, traficante de armas, con intereses en Mozambique en minas de los llamados ´diamantes de sangre´, un turbio personaje financiero de pésima fama internacional que tanto ruido hizo en Vigo.

Según diversas fuentes por entonces consultadas, aquellas patrulleras para Mozambique fueron las que llamaron la atención de Sam Pa, provocando su interés por el astillero vigués. Un año después, en 2015,  con Sonangol ya dentro de Metalships, el ´Chino de Rodman´ – así se le dio en llamar en Vigo – encargó por su cuenta al empresario vigués otras patrulleras, nada menos que cuarenta unidades bastante más sofisticadas para colocarlas en diversos países africanos.

Aquel considerable pedido encalló porque Sam Pa fue detenido y hecho desaparecer por las autoridades de Pekín. Entre otras acusaciones, por haberse apropiado de grandes sumas de dinero procedente de fondos del gobierno chino.

LAS OTRAS PATRULLERAS ENCARGADAS POR SAM PA 

La entrega de las lanchas para la Marina de Mozambique fue una de las últimas machadas de Fernández Sousa. Una fantasmada que, aparte del perjuicio económico causado a la empresa, tuvo sus posteriores efectos colaterales en la Ría de Vigo con la llegada de Sam Pa de la mano de Manolo Rodman y todo lo que vino después en una especie de gran astracanada empresarial que derivó en una sucesión de situaciones disparatadas.

Publicado el 14/03/2013:

PESCANOVA VUELVE A LAS ANDADAS

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page