Informes

Artículo publicado

01/01/2006

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

CONSTRUCCIÓN NAVAL

Informes

21/09/2008

CONSTRUCCIÓN NAVAL

CONSERVAS DE GALICIA

Informes

09/09/2008

CONSERVAS DE GALICIA

Las cuentas de los trabajadores políticos municipales

Las cuentas de los trabajadores políticos municipales

Debe ser duro el tajo de la política cuando las previsiones de futuro vienen mal dadas.
Para compensar la caducidad de los cargos y los distintos avatares de la cosa pública, los políticos ganan su buen dinerito. Unos de una forma; y otros de la misma y también de extras, no siempre chapuzas, que van surgiendo por aquí y por allá.
Precisamente por allá, por el sur de Sevilla y Cádiz andan estos días un poco revolucionados porque a los políticos les han pedido declaración de bienes con el resultado de que el presidente de Andalucía, Manuel Chaves, presentó un saldo bancario de unos 3.000 euros. Y algún que otro político andaluz anda aun peor: está en rojos. Y es que cualquier carguito prevenido lo primero que hace es separación de bienes con su cónyuge, aunque también se usan, de todos sabidas, diferentes fórmulas más confusas.
Pero en Sevilla la oposición va más allá, quiere saber el sueldo real del alcalde y los concejales. Lo mismo que los ciudadanos que les pagan el jornal.
Y esto mismo tendría que suceder en Vigo: aprovechando la entrada del nuevo año, Perly y toda la corporación municipal deberían hacer públicos los ingresos que les reportan sus cargos. Es más, se les debería exigir que dieran a conocer esos honorarios. Los más o menos verídicos y por casi todos los conceptos.
De paso podría Corina revelar de una vez las cuentas de la Volvo. A dónde fueron a parar, cómo se emplearon esos milloncejos de euros aportados por los sponsors para los fastos de la fugaz salida de la regata. Porque lo cierto es que los resultados de la inversión no se vieron por ninguna parte: la Volvo Ocean Race resultó para Vigo un fracaso mediático. Corina debe presentar las cuentas, sobre todo para aclarar dudas. Aunque quede como lo que es, una incompetente.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page