Punto de Mira

Artículo publicado

26/01/2015

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

LO DEL BARCO DE COIA TIENE TODA LA PINTA DE SER COSA DE CARMELA SILVA

Será todo lo testimonial que se quiera; pero el barco es feo. Lo es sobre todo varado en tierra con todo el casco al desnudo. En la ubicación menos adecuada, sobre una plataforma elevada, en esa rotonda, donde sí iría muy bien, por ejemplo, un monumento a las primeras furgonetas 2CV montadas por Citroën, que … Continuar leyendo "LO DEL BARCO DE COIA TIENE TODA LA PINTA DE SER COSA DE CARMELA SILVA"

LO DEL BARCO DE COIA TIENE TODA LA PINTA DE SER COSA DE CARMELA SILVA

Será todo lo testimonial que se quiera; pero el barco es feo.

Lo es sobre todo varado en tierra con todo el casco al desnudo. En la ubicación menos adecuada, sobre una plataforma elevada, en esa rotonda, donde sí iría muy bien, por ejemplo, un monumento a las primeras furgonetas 2CV montadas por Citroën, que fueron el embrión de nuestra industria de la automoción. Y el origen del propio barrio de Coia, que creció de forma paralela al desarrollo de la planta de Balaídos.

Hay que ser muy tosco mental, carecer de sentido de la estética y de otras cosas, para empeñarse en plantificar allí ese pesquero mazacote que igual en su tiempo, pero surcando los mares, resultaba hasta cierto punto airoso, aunque tampoco mucho. En tierra es un bodrio.

                                     ———- 0 ———-

Pero es que estamos hablando de Carmela Silva, la teniente de Abel Caballero y casi seguro autora de la iniciativa. Que vive adosada a la política, es aficionada a las manualidades y que hasta se atrevió a diseñar unos horripilantes bancos para ser colocados en Martínez Garrido. Unos bancos que ella, con la osadía de la ignorancia, llamó "tipo Gaudí".

Para su presentación, muy orgullosa, apareció en persona vestida de banco… Lo más probable es que primero se procurara la tela y después los diseñara de acuerdo con las poco afortunadas tonalidades de la misma.

En la foto de abajo se puede apreciar que con los bancos también ha habido protestas:

– Oiga, que en esos bancos se va a sentar Usted, que para eso va a juego y como de camuflaje; pero nosotros, los vecinos, no tenemos ropa adecuada para utilizarlos – le estaría soltando, airada, la joven de la foto a Carmela.

Pero es que cualquier cosa se puede esperar de la pareja municipal cuando intervienen directamente en cuestiones ornamentales, como en estos dos casos.

Nos reiteramos: EL BARCO NO ES PRECISAMENTE BONITO Y LA UBICACIÓN ELEGIDA LA MÁS INADECUADA.

Caballero – por culpa de la Carmela; pero también propia –  se está metido en un buen lío.

V.E

Ver también:
EL DISPARATE DE UN BARCO EN UNA ROTONDA

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page