Punto de Mira

Artículo publicado

18/01/2010

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

LO ÚLTIMO DE FEIJOO: EL XACOBEO ES PARA LOS APÓSTOLES DE A CORUÑA

Va como un gominolas del poder mangado en mucha moto, está derrapando demasiado y se va a meter un galletón de campeonato en el revirado circuito de nuestro mundo galaico.

Este Feijoo ha sido un error de Fraga. Un Don Manuel aquel que, a su aquella edad, perjudicado por los efluvios orujos posteriores a la derrota electoral, no percibió que el funcionario ambicioso surgido de Os Peares -en la confluencia de O´Miño con O´Sil, esto le sonará a Feijoo a un inglés de Irlanda, perfecto para las galeschools a las que él no tuvo opción de asistir porque no existían – podía no estar en sus cabales. En los cabales de Fraga, hay que aclarar, que tampoco, por las circunstancias mencionadas, eran por entonces muchos.

Montó Feijoo el pifostio de las Cajas sin necesidad, sólo porque le salió de sus dubidosos motivos, que de eso y de lo otro hay rumores de variado tipo. Dentro del Bloque buscó la alianza de la marxista nacionalista, más bien tirando a fascista, UPG. Y ahora pretende reinventar el Xacobeo, retirándole el milenario copyright a Compostela, que es donde se encuentra el legítimo Apóstol, un pétreo personaje que lleva tiempo ejerciendo como el mejor agente turístico de este país.

Según Núñez Feijoo, resulta que la meta final del Camino ya no es Santiago, sino la Galicia Única que él quiere inventar. Compostela, pues, ni mencionarla en la publicidad oficial de la Xunta. Con lo cual, y con toda la razón, se le rebota hasta la mismísima Iglesia.

Lo explica bien claro El Correo Gallego: "El spot oficial del Xacobeo borra de un plumazo cualquier alusión a Compostela. No se menciona ni una sola vez el nombre de la ciudad del Apóstol. Ni siquiera, basándose en esa obsesion de la Xunta de vender las tierras galaicas como "destino único", se cita el Camino de Santiago" (16/01/2010)

Y la catedral de Santiago aparece sólo durante cuatro segundos en el tal spot…

Los colegas del diario compostelano se cabrearon con toda la razón; pero, aparentememte, no cayeron cuenta de que, probablemente, dicho spot está pagado, al tiempo que inspirado, por Caixagalicia, entidad la cual, según convenio con Feijoo, ha aportado 2,4 millones de euros para la promoción del Nuevo Camino, convirtiéndose en principal sponsor, vaya una cosa por la otra y las que vendrán.

Inversión mediante la cual ambas partes contratantes – Caixagalicia y Feijoo – pretenden que sus Caminos confluyan en la Torre de Hércules.

Pero es que estos coruñeses están locos. Y Feijoo, obviamente, también.

¿Y si en todo esto tuviera algo que ver con Don José Manuel Romay Beccaria? Porque este coruñés muy coruñés, de Betanzos, que ocupó relevantes cargos durante el franquismo, después con Fraga y más tarde con Aznar, todo un transpolítico, fue el introductor en el circo – qué coincidencia nominal, algunos entienden – del funcionario Feijoo, al que, en 1991, nombró Secretario Xeral de Sanidade, cuando Beccaría era titular de la Consellería. Nos preguntamos qué sabría Núñez de eso, puesto que estudió Derecho.

La última dedicación conocida del destacado carguero Beccaría, antes de ser nombrado, hace sólo unas semanas, "Auditor de Pràcticas Internas" del Partido Popular, una especie de inspector de asuntos internos, era la de promotor inmobiliario en Oza dos Ríos, que está, como es fácil deducir, muy cerca de A Coruña.

Con cierto fundamento, cabe preguntarse si Don Romay, ahora desde la sombra de Caixagalicia, La Voz de Galicia y el lobby A Coruña sobre Galicia, sigue teniendo alguna ascendencia acerca de su protegido Núñez Feijoo, habiendo permutado el papel de mentor a consejero.

Lo que explicaría no pocas cosas.

V.E.

Ver también: VIGO Y COMPOSTELA (artículo de José Luis Alvite publicado en Faro de Vigo) 
   

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page