En portada

Artículo publicado

25/01/2015

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

LOS DESTINOS CRUZADOS DE TRES PERSONAJES CLAVE:VALCARCE, GAYOSO Y PORTANET

Si el jovencísimo Antonio Valcarce García – en la fotografía de la izquierda – no se hubiera escapado del seminario de Lugo en 1903, a la edad de quince años, lo más seguro es que Julio Fernández Gayoso jamás hubiera llegado a ser el gran manda de Caixavigo primero y Caixanova después. Ya puestos, lo … Continuar leyendo "LOS DESTINOS CRUZADOS DE TRES PERSONAJES CLAVE:VALCARCE, GAYOSO Y PORTANET"

LOS DESTINOS CRUZADOS DE TRES PERSONAJES CLAVE:VALCARCE, GAYOSO Y PORTANET

Si el jovencísimo Antonio Valcarce García – en la fotografía de la izquierda – no se hubiera escapado del seminario de Lugo en 1903, a la edad de quince años, lo más seguro es que Julio Fernández Gayoso jamás hubiera llegado a ser el gran manda de Caixavigo primero y Caixanova después. Ya puestos, lo más probable es que Gayoso ni siquiera hubiera llegado a nacer en el año 1931, al menos en Vigo. En otras palabras, probablemente no hubiera existido.

Pero ocurrió que el fugado adolescente natural de Ferreira de Pantón que llegó con la intención de tomar un barco con destino a La Habana en busca de fortuna y quizás también de soñadas mulatas decidió renunciar a cruzar el Atlántico para quedarse en la ciudad donde residía su padrino, del que recibió decisiva ayuda. Para con el tiempo – no mucho – terminar por levantar una enorme fábrica de pan que, contradictoriamente, se podría decir era casi de inspiración soviética, por su vocación de industria única al servicio de la población. No estatal; pero sí monopolística.

Ya convertido en destacado industrial, Valcarce se acordó de sus paisanos campesinos de la Tierra de Lemos, a muchos de los cuales ofreció trabajo en Vigo, en la Panificadora.

Entre ellos el que posteriormente sería el padre de los hermanos Fernández Gayoso, Julio y Manuel, este durante tantos años párroco de Santo Tomé de Freixeiro, ambos producto de sendas eventualidades genéticas que fueron consecuencia indirecta de una circunstancia que no se hubiera dado de no mediar la juvenil escapada de aquel Antonio Valcarce que se negó a ser cura.

RAFEL PORTANET ACOGE AL JOVEN GAYOSO EN SU REGAZO

Rafael Portanet Suárez era, en cambio, de cepa catalana, nacido en 1908 al otro lado de la Ría, en Cangas. Pero no pata negra, de los antiguos "fomentadores" sino de llegada tardía y familia procedente – como algunos otros conserveros – de Candás, en Asturias.

Tras la Guerra Civil, siendo él falangista de primera hora y un franquista destacado después, con estrecha relación con el General Camilo Alonso Vega – conocido como Don Camulo, íntimo amigo de Franco – consiguió en 1947 para la Vigo la Zona Franca, una de las tres que se crearon, junto con Barcelona y Cádiz.

Precisamente en aquel 1947, cuando contaba con dieciséis años, entró Julio Gayoso a trabajar como auxiliar administrativo en la Caja de Ahorros Municipal de Vigo, un nuevo, probo y aplicado empleado al que sus compañeros conocían como "el chino", que en 1958 ya había ascendido a jefe de contabilidad. Serio, eficaz y cumplidor, dos destacados empresarios requirieron sus servicios como contable tras su jornada laboral en la institución. Uno de ellos era Rafael Portanet, de quien pronto se convirtió en hombre de confianza.

Cuando Portanet fue designado por Don Camulo – entonces ministro de la Gobernación – alcalde en 1964, un año más tarde tomó la decisión de nombrar a Julio Fernández Gayoso director general de la Caja Municipal que él mismo, en su calidad de regidor de la ciudad, presidía. El hijo del emigrante de la Tierra de Lemos nacido en Vigo gracias a la huida del seminario de Antonio Valcarce tenía entonces treinta y cuatro años.

PORTANET SE CARGA LOS TRANVÍAS

Antonio Valcarce, mediante una especie de OPA, se había hecho con el control de la Compañía de Tranvías Eléctricos de Vigo en 1943. Pero por los años sesenta la Panificadora ya estaba en plena decadencia y el ambicioso empresario, con una edad que superaba las siete décadas, afrontaba un mal final para su trayectoria.

El golpe más duro se lo iba a proporcionar el alcalde de la ciudad en 1968, al negarse a renovar la concesión a Tranvías, para ser sustituidos por Vitrasa, empresa de transportes de nuevo cuño propiedad de unos parientes de la mujer de Don Camulo, Doña Ramona, de la misma localidad asturiana de Carreño. Una extrema cacicada.

Dos años más tarde, la Compañía de Tranvías prácticamente desmantelada y por las luchas y tensiones internas del Régimen Don Camulo sustituido al frente de Gobernación, mediando además un feo asunto de intento de especulación urbanística en Gran Vía, Rafael Portanet se vio obligado a dejar la alcaldía de Vigo. Pero el mal estaba hecho.

GAYOSO CONSIGUE MANTENERSE Y SE PERPETÚA EN EL CARGO

La caída de Portanet no afectó a Julio Gayoso, ya muy bien instalado en la Caja. Tenía la llave, el dinero de la emigración entraba a espuertas y controlaba él controlaba resortes; y, sin molestar, supo manipular a los sucesivos alcaldes.

Antonio Valcarce, arruinado, fallecería en 1978. Y Rafael Portanet, que continuó al frente de Zona Franca hasta 1984, ya que nunca dejó esta presidencia, ni aun siendo alcalde, diez años más tarde, en 1988.

Julio Fernández Gayoso, el producto de ambos, se mantuvo en la última época del franquismo y el la transición hacia la democracia. A mediados de los años ochenta la Caja dejó de ser municipal y pasó a denominarse Caixavigo. La entidad era supuestamente de los impositores, es decir, de todos; pero al mismo tiempo de nadie. Es decir, era de Gayoso.

En el 2000, Caixavigo englobó a Caixa Ourense y Caixa Pontevedra. Resultado: Caixanova, también de Gayoso.

El hijo del panadero de la Tierra de Lemos que luego dejó la Panificadora para – Portanet mediante – entrar en el ayuntamiento como capataz, recorrió un camino demasiado largo. Una ruta que terminaba en el cenegal en el que ahora se encuentra.

B.J.C

Todo esto así, muy por encima. Porque cada uno de estos personajes  fundamentales en la historia reciente de Vigo precisa de un reportaje aparte:

Próximamente:
RAFAEL PORTANET.
EL ALCALDE DE HIERRO


Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page