Baixo Miño

Artículo publicado

30/01/2019

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

MOTES MARINEROS EN A GUARDA

El establecimiento se encuentra, lógicamente, en las proximidades del puerto guardés, con su exterior estratégicamente orientado hacia el estupendo solecito mañanero invernal, cuando lo hay, que sienta tan bien acompañado de un vino . Frecuentado sobre todo por marineros jubilados, allí es bien recibido todo el mundo.

MOTES MARINEROS EN A GUARDA

A Casa do Pescador es un bar con un ambiente muy hogareño. En su interior de decoración simple destacan dos grandes paneles, uno conteniendo una relación de motes mariñeiros; y otro, no menos llamativo, más artístico, el que se reproduce abajo, que muestra los apodos de las familias con sus correspondientes marcas gráficas.

Aparte de los motes que se pueden leer en la imagen de arriba, que es parcial, en el panel aparecen otros no menos sonoros y singulares, tales como los siguientes:

O Civil – Juan o Neura – Papa Rapaces – Come Sardiñas – Fede o Leite – Das Porcas – Fuciños de Melca – O Peinado – Ramón dos Carallos – Fode Olas – Boca Torta – Tío Rinoceronte – Avisarás – Collóns Tostados

Y es que sin mote no se puede ser marinero de verdad en A Guarda.

MARCAS DE FAMILIAS

 

Además, para mayor referencia ya en tierra, cada mote va acompañado de un apodo familiar, que en algunos casos coincide.

Apodos que tienen esquemática marca visual. Unas marcas que son como de petroglifos sobre las rocas del mar. Estos sobrenombres familiares que van de generación en generación – que no se pueden leer en la pequeña fotografía – son tan importantes o más que los apellidos. Ahí van algunos:

Músico – Charlatán – Alcalde (Hijo) – Drácula – Dos Carallos – Picharra – Dejollado – O Coxo – Baixiño – Napoleón – Sol de Cádiz

Muy cerca de A Casa do Pescador se encuentra el mercado de A Guarda, donde se pueden comprar, en puestos como los de La Narcisa o Alicia, los magníficos peixes y mariscos hace unas horas salidos del mar que Collón Tostados, O Peinado, Calzoncillos, Luis o Tonto, Ricardo o Sordo y compañía pescan para que nosotros los podamos degustar.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page