En portada

Artículo publicado

03/10/2015

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

NAVALIA 2016HACIA EL FUTURO EN LA CONSTRUCCIÓN NAVAL

Faltan ocho meses para la celebración de una nueva edición de NAVALIA, la que tendrá lugar a finales de Mayo 2016. Una feria la del próximo año que se antoja clave para el despegue del sector en un momento en que los astilleros recuperan pedidos y actividad

NAVALIA 2016HACIA EL FUTURO EN LA CONSTRUCCIÓN NAVAL

El comité ejecutivo de Navalia ya está trabajando cara a esa quinta edición que tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de Mayo del próximo año. En esta ocasión cuentan con el patrocinio de tres potentes grupos internacionales relacionados con la industria naval como son DNV, VULKAN Y SHOTTEL WIRESSA.

Los organizadores ya tienen comprometido el cincuenta por ciento de treinta mil metros cuadrados en el Ifevi y se proponen alcanzar más de quinientos expositores de todo el mundo, de más de noventa países, para llegar a una cifra aproximada de 25.000 visitantes.

La crisis que tanto afectó al sector en la Ría terminó como una nueva reconversión: Astillero Barreras pasó a manos de la estatal mexicana Pemex; y Metalships, junto con Rodman Polyships, está fuertemente participada – lo estará más – por la también petrolera y asimismo empresa estatal Sonangol, propiedad conjunta de los gobiernos de Angola y China.

Mientras que dos astilleros de centenaria tradición, Freire Shipyard y Astilleros Cardama, que desde sus inicios – fueron fundados, respectivamente, en 1895 y 1916 – permanen como empresas familiares, pudieron atravesar la crisis con suficiente carga de trabajo y no se vieron abocados a cambiar de propietarios.

Otro histórico, Vulcano, atraviesa por graves dificultades internas y externas que impiden su actividad.

POR FIN BUENAS PERSPECTIVAS PARA LA INDUSTRIA NAVAL

Cuando tanto se había especulado con que Pemex dejaría Barreras, en la botadura del flotel para la empresa mexicana, que tuvo lugar el día 29 de Septiembre, saltó la gran noticia: el astillero construirá de inmediato un barco gemelo del anterior, es decir, de 131 metros de eslora y capacidad para alojar a setecientas personas. Y también ha logrado el encargo de un minicrucero de lujo con capacidad para unas doscientas personas, destinado a la naviera holandesa Ocean Wide.

Un par de semanas antes, el día 10 del mismo mes, la ministra angoleña de pesca visitó Metalships para abordar la posibilidad de encargar algún buque arrastrero, lo cual no parece difícil teniendo en cuenta esa reciente toma de participación de China Sonangol en el astillero, la cual se dice irá aumentando a medida que vayan realizando nuevos pedidos. Sin embargo, ocurre en este caso que el hombre fuerte de la operación es un intermediario chino, cabeza de Queensway Group con sede en Hong Kong, de pésima reputación internacional y que no puede entrar en Estados Unidos, donde es investigado. Lo que, en un plazo más o menos largo, podría resultar en perjuicio de la imagen de la Ría de Vigo y del sector en general (Ver aquí, en inglés, artículo de Financial Times)

Ajeno a los problemas por los que atravesaron los mencionados astilleros y otros, Freire Shipyard, que es una referencia mundial en buques de investigación científica, entregaba en 2013 el oceanográfico Discovery, de cien metros de eslora, para Gran Bretaña. Y otro de menor porte para la Universidad de Qatar. Desde 2008 el astillero de los Freire, que está magnificamente gestionado, entregó una significativa variedad de buques dotados de alta tecnología (ver aquí artículo de Vigoempresa)

Por su parte, Astilleros Cardama acaba de firmar contratos para cuatro unidades por un valor conjunto de setenta millones de euros, lo que garantiza su carga de trabajo para los próximos dos años. Son dos buques multipropósito, un remolcador y un pequeño ferry.

Y está la factoría viguesa del grupo asturiano Armón, presente en nuestra ciudad desde 1999 y que en estos años tampoco ha dejado de trabajar. Entre sus últimas botaduras se cuentan dos atuneros de ochenta metros para la mexicana Pesca Azteca y un remolcador de sesenta y cinco metros para un armador nacional.

Navalia 2016 ya está en marcha, su celebración será un éxito y la feria tendrá mucho que ver con el comienzo de una brillante nueva etapa de la industria naval en la Ría de Vigo.

Ojalá sea así.

J.L.F


Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page