Punto de Mira

Artículo publicado

02/03/2014

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

POVISA POR LO BREVE

Punto de Mira

09/11/2019

POVISA POR LO BREVE

ODIO HERCULINO A CABALLERO (CUANDO LE DEBERÍAN ESTAR MUY RECONOCIDOS)

En 1986 se decidió la ampliación de Alvedro. Era entonces alcalde de A Coruña Paco Vázquez, que lo fue entre 1983 y 2006; y ministro de Fomento en el gobierno socialista Abel Caballero. La ampliación del aeropuerto coruñés parecía una quimera, dadas las extraordinarias tareas de explanación que requería, incluyendo la desaparición de un monte … Continuar leyendo "ODIO HERCULINO A CABALLERO (CUANDO LE DEBERÍAN ESTAR MUY RECONOCIDOS)"

ODIO HERCULINO A CABALLERO (CUANDO LE DEBERÍAN ESTAR MUY RECONOCIDOS)

En 1986 se decidió la ampliación de Alvedro. Era entonces alcalde de A Coruña Paco Vázquez, que lo fue entre 1983 y 2006; y ministro de Fomento en el gobierno socialista Abel Caballero.

La ampliación del aeropuerto coruñés parecía una quimera, dadas las extraordinarias tareas de explanación que requería, incluyendo la desaparición de un monte en la cabecera este de la pista. Además, los enormes costos de la obra estaban totalmente injustificados, al existir a sesenta kilómetros por autopista otro aeropuerto en Santiago, el de Labacolla.

Sin embargo, el ministro accedió a los deseos del alcalde Vázquez, autor de aquella famosa frase «En Galicia, todo para La Coruña y sarna para los demás». Que después quiso arreglar: «sarna con gusto no pica».

Una decisión aberrante de Caballero como ministro, por la que la ciudad de A Coruña debería estarle eternamente agradecida.

No es así, excepto Paco Vázquez. Por el contrario, en A Coruña, aprovechada por el lobby herculino y magnificada por el diario La Voz de Galicia, existe animadversión hacia el alcalde de Vigo, incrementada desde el asunto de las Cajas, en el que Caballero actuó como eso, como alcalde, defediendo a su ciudad ante el atropello que se pretendía, movilizando en la calle a muchos miles de ciudadamos.

En A Coruña lo acusaron de «localista», ellos que lo son más que nadie y además excluyentes. Ya desde antes, en las municipales de 2011, la clara candidata de La Voz de Galicia era Corina Porro, por la que hicieron campaña en ocasiones adulterada, al estilo de ese periódico. Después, tras la victoria de Abel Caballero y su papel oponiéndose a la fusión de las Cajas, que terminó como terminó, los ataques se reprodujeron, haciéndose todavía más intensos.

En la redacción de La Voz de Galicia en Vigo existe una consigna emitida desde A Coruña. Que los responsables locales del diario herculino cumplen a rajatabla, casi un día sí y otro también.

Con nulos resultados, hay que decirlo, pues en Vigo La Voz de Galicia, dada su tergiversada información también sobre la ciudad, cada vez se lee menos. Y Caballero – aquel mal ministro – no será un tipo que se pueda calificar de simpático, condición que no le acompaña, más bien tira a petulante personaje de vía estrecha; pero está resultando un eficiente alcalde, un buen gestor de los asuntos municipales. Moleste a quien moleste. Sobre todo en A Coruña.

Donde le deben su

En A Coruña lo acusaron de «localista», ellos que lo son más que nadie y además excluyentes. Ya desde antes, en las municipales de 2011, la clara candidata de La Voz de Galicia era Corina Porro, por la que hicieron campaña en ocasiones adulterada, al estilo de ese periódico. Después, tras la victoria de Abel Caballero y su papel oponiéndose a la fusión de las Cajas, que terminó como terminó, los ataques se reprodujeron, haciéndose todavía más intensos.

En la redacción de La Voz de Galicia en Vigo existe una consigna emitida desde A Coruña. Que los responsables locales del diario herculino cumplen a rajatabla, casi un día sí y otro también.

Con nulos resultados, hay que decirlo, pues en Vigo La Voz de Galicia, dada su tergiversada información también sobre la ciudad, cada vez se lee menos. Y Caballero – aquel mal ministro – no será un tipo que se pueda calificar de simpático, condición que no le acompaña, más bien tira a petulante personaje de vía estrecha; pero está resultando un eficiente alcalde, un buen alcalde.

V.E

Ver también:
VISITA SORPRESA DE PACO VÁZQUEZ

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page