Punto de Mira

Artículo publicado

04/10/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

LAS BUENAS RAZONES ESTÁN CON POVISA Y VIGO

No es sólo el mayor hospital privado de España. Es también uno de los mejores hospitales del país, con un gran prestigio a nivel nacional e internacional, avalado por su avanzada tecnología y destacados reconocimientos. Vigo tiene la gran suerte de contar con un magnífico hospital como es Povisa.

LAS BUENAS RAZONES ESTÁN CON POVISA Y VIGO

Cuando a comienzos de la década de los setenta del pasado siglo un grupo de relevantes médicos vigueses decidieron acometer el reto de crear un nuevo hospital fue porque la ciudad, en rápido desarrollo y crecimiento poblacional, lo necesitaba. La oferta en infraestructuras de la sanidad pública no era suficiente.

El moderno centro se inauguró en 1976. Hoy, más de cuarenta años después, habiendo evolucionado tantas cosas, en cuanto a la sanidad la situación sigue siendo parecida: el Sergas por sí mismo no tiene capacidad para atender a toda la población de Vigo. Por eso Povisa – cuya propiedad cambió en el año 1996 – se hace cargo de la atención de más de 137.000 vigueses.

En realidad, Povisa es una gran referencia de la ciudad. Con sus 1.400 trabajadores, destacando por su avanzada tecnología, prestando un enorme servicio público, Povisa es Vigo. Los ciudadanos, aunque se trate de una empresa privada, consideran al hospital como algo propio.

—————

En el año 2014 Povisa firmó un nuevo convenio con la Xunta. Ahora resulta que aspectos de ese concierto son interpretables y que el Sergas los evalúa a su favor, con lo cual Povisa pierde dinero, mucho dinero. En otras palabras, que la empresa está soportando unos costos en sanidad pública por encima de los fondos que recibe. Una situación insostenible, tratándose de una empresa privada. Y que contrasta con lo que sucede con el nuevo macro hospital que se inventó Núñez Feijoo – siempre Feijoo -, en un modelo irracional, disparatado: el mal llamado Alvaro Cunqueiro está explotado, nunca mejor dicho, por una serie de empresas privadas que, empezando por el aparcamiento, se dedican a sacarle el dinero a los pacientes de la sanidad pública. Un hospital, ya se dijo aquí, tipo ´fagan gasto´

En realidad, en la situación actual, con las pérdidas que soporta, Povisa está financiando la atención sanitaria pública.

Otra cosa es la siguiente: si ese convenio de 2014 firmado por Povisa es interpretable y el Sergas lo puede analizar a su favor y en contra de los gastos sanitarios soportados por la empresa concesionaria, es que los gestores de Povisa que lo aceptaron en su momento pecaron de cándidos, por decirlo así. Se dejaron meter un gol. 

Pero todo está, parece, en vías de solución. No puede ser de otra manera, porque el servicio público que presta Povisa es absolutamente imprescindible para Vigo.

Ver artículo publicado el 06/05/2016 cuando Núñez Feijoo llamó ´irresponsables´ a los más de veinte mil vigueses que salieron a la calle para protestar contra su política sanitaria en nuestra ciudad

OTRA GRAN MANISFESTACIÓN CONTRA LA POLÍTICA SANITARIA DE LA XUNTA EN VIGO

También, publicado el 01/04/2016

LA SANIDAD EN VIGO, EL NUEVO HOSPITAL Y EL CASO DE POVISA

Y, del 15/06/2015

UN NOMBRE OFICIAL MUY DESAFORTUNADO PARA EL NUEVO HOSPITAL. ALVARO CUNQUEIRO

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page