Punto de Mira

Artículo publicado

26/08/2018

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Se lo tiene muy callado
ABEL CABALLERO ES HIJO ADOPTIVO DE A CORUÑA

La ampliación del aeropuerto coruñés de Alvedro, que por entonces no estaba habilitado para recibir reactores, parecía una quimera a principios de la década de los ochenta debido a la extraordinarias tareas de explanación que requería en su ubicación para alargar la pista, que debía incluir la desaparición de un monte en la cabecera este. … Continuar leyendo "Se lo tiene muy callado | ABEL CABALLERO ES HIJO ADOPTIVO DE A CORUÑA"

La ampliación del aeropuerto coruñés de Alvedro, que por entonces no estaba habilitado para recibir reactores, parecía una quimera a principios de la década de los ochenta debido a la extraordinarias tareas de explanación que requería en su ubicación para alargar la pista, que debía incluir la desaparición de un monte en la cabecera este.

Los coruñeses no conseguían los permisos ni los fondos necesarios para llevar a cabo esa ampliación, cuyos enormes costes estaban totalmente injustificados al existir a sesenta kilómetros y por autopista un excelente aeropuerto, el de Labacolla en Santiago.

El por entonces alcalde A Coruña Paco Vázquez – que ocupó el ayuntamiento entre 1983 y 2006 – encontró la solución cuando Abel Caballero resultó nombrado en 1985 Ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones. En 1986, Caballero, que duró en el cargo menos de tres años, autorizó la ampliación de Alvedro haciendo disponer a su ministerio de las enormes provisiones presupuestarias necesarias arrancadas de otras actuaciones pendientes. Un despropósito que tiene sus similitudes con la barbaridad del famoso puerto exterior.

Posteriormente, en agradecimiento, Paco Vázquez otorgó a Caballero la distinción de Hijo Adoptivo de La Coruña.

(Algo parecido a lo que hicieron los coruñeses, aunque a mucha menor escala, con el Generalísimo Franco, de cuyo régimen mamó abundantemente su ciudad recibiendo todo tipo de favores, privilegios y rentabilidades a lo largo de cuatro décadas. A Franco -aparte de los regalos inmobiliarios del Pazo de Meirás y del céntrico Palacio de Cornide, éste para su señora Doña Carmen – le nombraron no sólo Hijo Adoptivo, sino Hijo Adoptivo y predilectísimo de A Coruña, alcalde honorario y medalla de oro de la ciudad, honores que le fueron retirados por la corporación municipal en 2010, con la abstención del  Partido Popular, cuando, habiendo transcurrido la historia, ya no convenían)

No tenemos noticia de que a Abel Caballero le hayan retirado la distinción a pesar de que en la actualidad, debido a su condición de alcalde de Vigo y a la defensa que hace de nuestra ciudad, es objeto de acendrados odios herculinos siempre azuzados por un diario que difunde permanente tergiversada información sobre los asuntos de nuestra ciudad, cuya vitalidad y empuje tanto molesta allá arriba, donde no acaban de aceptar que, siendo urbe tan diferente, sea también la primera en población de Galicia.

Cuando tan agradecidos le deberían estar a nuestro alcalde para siempre.

En todo caso, eso de Hijo Adoptivo de A Coruña se lo tiene Abel Caballero muy escondido, no presume de ello. Lógico, porque más que una distinción es una lacra que, como poco, le deshonra.

V.E

Y aquí una interesante información complementaria publicada el 05/06/2011: VISITA SORPRESA DE PACO VÁZQUEZ A VIGO

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page