Punto de Mira

Artículo publicado

22/12/2019

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

SEÑOR CABALLERO:
VIGO FUE POSIBLE GRACIAS A
GRANDES RELLENOS

Abel Caballero acaba, sorprendentemente, de declarar que ´en la ría se acabaron los rellenos para siempre´. Lo mismito que aquel nefasto alcalde de nombre Lois Pérez Castrillo el cual, con el apoyo de Faro de Vigo, paralizó durante años en los juzgados la que era imprescindible, como se demostró después, ampliación de los muelles comerciales que dan servicio a importadores y exportadores.

SEÑOR CABALLERO: | VIGO FUE POSIBLE GRACIAS A | GRANDES RELLENOS

Abel Caballero seguramente ignora que la gran noria de su fama está instalada sobre uno de los grandes rellenos que se llevaron a cabo en el Siglo XIX. Ignorará también, porque es bastante desconocedor de la historia de la ciudad que rige, que antes de aquellos rellenos la Alameda no existía y el mar alcanzaba hasta lo que es hoy el arranque de la calle Velázquez Moreno. La Alameda se inauguró en 1876.

Seguramente sabrá Caballero, en cambio, porque en alguna ocasión habrá visto de reojo algún cuadro de la época, que por entonces el agua llegaba hasta los soportales del Berbés, donde los barquitos descargaban su pesca. Tras los correspondientes rellenos, la primera dársena del puerto pesquero pudo estar operativa en 1899.

———————-

Ya bien avanzado el Siglo XX se acometieron los rellenos para construir los muelles de Guixar, el muelle de trasatlánticos, el actual Berbés, toda la avenida de Orillar hasta Bouzas, con sus astilleros. Y el área portuaria donde se encuentra Zona Franca, a través de la cual se envían a numerosos países los vehículos producidos por PSA Peugeot Citroën, una empresa que no seguiría estando en Balaídos si esas instalaciones portuarias no se hubieran llevado a cabo en su momento. Que sirven a una factoría la cual, dadas las perspectivas de importante incremento de su producción, precisa ahora para sus exportaciones de una ampliación de las líneas de atraque. Pero sí sabe Caballero, aunque no parece importarle, que la industria automovilística de Vigo y su área de influencia da empleo a a más de veinte mil personas, muchas de ellas con una familia que mantener.

Sin los mencionados rellenos Vigo no sería Vigo. 

Y unos muelles, los de Bouzas, que además utilizan como ´hub´ otras marcas automovilísticas.

Que cuando para construirlos hizo falta llevar a cabo los rellenos se produjeron movimientos en contra, pues en Bouzas no pocos levantaron la voz para clamar que aquello significaba cargarse un banco de ostras que allí había. Igual ahora los nietos o algunos de los nietos de los que protestaban trabajan o quieren trabajar en Citroën, importándoles poco las ostras que se perdieron.

Pues eso, Caballero.

Le recomendamos más lecturas sobre la historia del desarrollo de esta ciudad a partir del Siglo XIX

En este tema el actual prolongado alcalde se pronuncia igual que su ya lejano predecesor Lois Pérez Castrillo.

V.E

Ver aquí : LOS GRANDES RELLENOS QUE HICIERON POSIBLE EL PUERTO Y LA CIUDAD DE VIGO

También:  LA CONSTRUCCIÓN DEL PUERTO DE VIGO

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page