Noticias

Nuestra hemeroteca

Noticias publicadas entre 20/04/2004 y 19/05/2009

Artículo publicado

26/05/2003

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Taboada Leal y la fecundidad

Nicolás Taboada Leal, médico, natural de Vivero, era una de las figuras destacadas de la vida viguesa a mediados del Siglo XIX. Hombre multifacético, desarrolló actividades científicas, literarias y de investigación histórica.

Taboada Leal y la fecundidad

Sus mejores esfuerzos los dedicó a promocionar la higiene y salud públicas, en unos tiempos en los que el riesgo de epidemias constituía una amenaza constante para la población, sobre todo en un puerto al que arribaban barcos de todas las procedencias

En 1840 publicó su conocida “Descripción Topográfico-Histórica de la Ciudad de Vigo, su Ría y sus Alrededores”, en la que dedica un interesante capítulo al barrio del Arenal, origen industrial de la ciudad, donde se encontraban las fábricas de salazón y vivían los
Llamados, con mucha propiedad, “fomentadores” catalanes, así como numerosos marineros y artesanos.

Taboada Leal observó que las familias humildes del Arenal, y también las de la Ribera del Berbés, eran más prolíficas que las que residían en otros barrios de la villa:

“En efecto, los matrimonios de este barrio y aun los de la Ribera parecen mas fecundos que los del resto de la población, presentan mayor número de nacidos relativamente a su vecindario, y es indudable que en estos dos arrabales hay muchísimos muchachos de todas las edades y que en los mismos ocurren frecuentes partos de gemelos”.

Lo cual no dudaba en achacar el ilustre galeno a una dieta basada casi exclusivamente en pescado y mariscos, lo que unido al modo de vida y ejercicio tenía bastante que ver con la cuestión:

“Todas estas condiciones reunidas a mi juicio, o a lo menos la mayor parte, contribuyen a la gran fecundidad que generalmente se observa en los habitantes de esta playa”.

También tenía claro Taboada Leal que los gallegos no estaban especialmente dotados para las actividades empresariales:

“Es cierto que antes de ahora debió haber en estos naturales poca afición al comercio y a las especulaciones industriales, mediante vemos que la mayor parte de los que se hallan dedicados a las ramas de industria y comercio de esta población son castellanos y catalanes, quienes han hecho unas regulares fortunas, que hubieran pertenecido a los hijos del país, si se hubiesen empleado oportunamente en aquellos negocios; mas ya que no han sabido aprovecharse de los beneficios con que les brindaba una naturaleza tan pródiga en su misma patria, no debemos menos que aplaudir y hacer el debido elogio de estos industriosos catalanes, castellanos y otros forasteros que han venido a dar impulso a la riqueza natural de este país, proporcionándole inmensas utilidades”.

Aquellos empresarios foráneos supieron crear una ciudad industrial y dotar a Vigo de la peculiar idiosincrasia que la distingue de las demás dentro del contexto de Galicia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page