Punto de Mira

Artículo publicado

11/01/2015

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

“TU MUJER ES ENCANTADORA”(AL MEJOR ESTILO FORREST GUMP)

Sucedió en Monte Real Club de Yates de Baiona que con periódica frecuencia visitaba el por entonces destacado prohombre herculino José Luis Méndez. La junta directiva le rendía pleitesía acompañada de los correspondientes honores gastronómicos. Normal, pues, a través de la Fundación Caixagalicia, Méndez era el principal padrino y patrocinador de la peculiar entidad. Una … Continuar leyendo "“TU MUJER ES ENCANTADORA”(AL MEJOR ESTILO FORREST GUMP)"

“TU MUJER ES ENCANTADORA”(AL MEJOR ESTILO FORREST GUMP)

Sucedió en Monte Real Club de Yates de Baiona que con periódica frecuencia visitaba el por entonces destacado prohombre herculino José Luis Méndez.

La junta directiva le rendía pleitesía acompañada de los correspondientes honores gastronómicos. Normal, pues, a través de la Fundación Caixagalicia, Méndez era el principal padrino y patrocinador de la peculiar entidad. Una directiva comandada por Alfonso Paz-Andrade, varios de cuyos miembros eran los empresarios organizadores de un Salón Náutico también esponsorizado por la Caja coruñesa. Se puede decir que prácticamente todos ellos eran vigueses del por entonces muy destacado género anti Caixanova.

Eran encuentros peloteros muy animados, bien regados por elegidos vinos que ayudaban a las risas, al cachondeo de los gayosos y, a los postres, al cotilleo empresarial.

Ocurrió que en una de aquellas festivas visitas, uno de los miembros de la junta directiva – que era nuevo y que pertenecía a la misma pero no al grupo, que estaba allí de convidado de piedra y únicamente por motivos, digamos, electorales internos del club – permanecía el hombre callado, sin decir ni mu, no participando de la cháchara y algarabía de los demás.

Lo que despertó la curiosidad de Don Mendo, como se le llamaba en A Coruña, que no lo conocía de anteriores cuchipandas y quien, muy atento, le preguntó si no tenía nada que decir… Pero resultó que sí tenía, y lo dijo:

– Tu mujer es encantadora.

Así, tal cual, escopetado al mejor estilo Forrest Gump, en aquel momento el más lúcido de todos. Y el silencio que siguió pareció larguísimo hasta que alguien entró al quite.

                                 ——— 0 ———-

Al cabo de un tiempo, este ocurrente Forrest, al que ya le habían retirado el saludo, dejó la junta, por lo que ya no volvió a tener ocasión de lisonjear ante tan restringido como empresarial selecto público a la señora de Méndez (que es destacada economista y que de haberse encontrado en la reunión le hubiera dado las gracias)

Pero las cosas han cambiado mucho y ahora Don Mendo, ni solo ni en compañía, ni se atreve a salir mucho en A Coruña.

Y cuando, hace aproximadamente un año, se le ocurrió ir con su doña a un conocido restaurante resultó que los clientes los abuchearon nada mas entrar, por lo que prefirieron, con muy buen criterio, dar media vuelta y largarse. Es de suponer que indignados en grado sumo, comentando lo desagradecida que es la gente.

Tampoco aparecerá José Luis Méndez en calidad de nada por el Monte Real de Baiona, donde, por su condición de casi ex patrón, no le iban a abuchear; pero sí demostrar cierta incomodidad ante su presencia. Lo subirían a un barco y le llevarían a dar un paseo hasta Cíes.

El Forrest aquel lo expresó todo con cuatro palabras, en una frase que aparentemente no venía a cuento; pero que expresaba todo: "esto es una carallada, un interesado mamoneo a costa de los depositantes de Caixagalicia". O algo parecido.

El tiempò vino a destapar que Gump tenía toda la razón. Mientras que el anfitrión cabecilla, notorio personaje por diversas circunstancias, tantas millas arrimado al sol financiero que más calentaba, vicepresidente del club, uno de los vicepresidentes de Caixagalicia y destacado accionista de Pescanova que supo o quizás "supió" vender parte de sus títulos de la compañía a tiempo, está ahora a la espera de que lo que determinen los jueces.

Total, que después de la adelantada sentencia pronunciada por el Forrest Gump de Baiona serán los magistrados los que en su momento decidan el futuro de parte del patrimonio del pelota número uno. Al que nunca se le ocurrió decir semejante forrestada, esa de "tú mujer es encantadora"; pero que, entre líneas cruzadas, risitas y palmaditas, le espetaba al Méndez otras bien entendidas lisonjas del tipo "eres como un Aladino de A Coruña que te dignas a venir a visitarnos". Lo que para ellos y así funcionaba.

V.E


Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page