Punto de Mira

Artículo publicado

27/01/2008

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

UNA BUENA MARCA PARA VIGO

La propuesta de crear una marca para Vigo es oportuna. Responde a una necesidad. Ahora hay que esperar que no se quede en una mera puesta en escena.

El día 24 de Enero fueron convocados por el Club Financiero, de donde partió la iniciativa, cuarenta personas entre las cuales se contaban el alcalde, rector de la Universidad, delegado de la Zona Franca, presidente de la Autoridad Portuaria, representantes de la Xunta, de diversos sectores industriales, dirigentes empresariales y otros miembros destacados del panorama vigués.

Se hicieron aportaciones, se comentaron cosas y surgieron apuntes interesantes. Hasta aquí todo muy positivo, teniendo en cuenta, sobre todo, que el propósito se ha visto apoyado por un completo espectro de agentes económicos, institucionales y culturales.

Pero crear una marca nada menos que para Vigo es algo ciertamente complejo. Y se necesitará acertar de pleno.

Por eso no creemos muy acertada la segunda parte de la iniciativa, la de organizar un comité de trabajo formado por nueve “expertos” nombrados desde el mismo Club Financiero – que lo serán, efectivamente, expertos; pero cada uno en su parcela – para “iniciar el proceso de creación de la Marca Vigo”. Y no lo creemos porque, de entrada, a este tipo de comités formados por gentes dispares, cada uno con sus ocupaciones, no resulta fácil reunirlos al completo. Se citarán, tras las dos primeras convocatorias, de pascuas en ramos y se dedicarán a marear la perdiz, cada cual tratando de ser imaginativo, sin llegar fácilmente a conclusiones concretas porque, en su mayoría, no sabrán de lo que están hablando.

Es lo que suele suceder en estos casos. Por otra parte, se percibe que el Club Financiero trata de mantener el protagonismo en este tema. Como si pretendieran dejar bien clara una su paternidad en la futura marca, dejar su sello. Y no debería ser así.

Parece más lógico que fuera el Ayuntamiento el que recogiese de inmediato la pelota lanzada por el foro de empresarios y crease un reducido grupo de trabajo al efecto. Para comenzar a elaborar unas bases destinadas a convocar un concurso con el fin de adjudicar el encargo a verdaderos profesionales. Que es lo realista y eficaz, para que esa marca no se eternice en su gestación. Y para que nazca felizmente, con posibilidades de éxito.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page