Punto de Mira

Artículo publicado

09/01/2016

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Punto de Mira

06/12/2018

EL SERGAS CONTRA POVISA Y VIGO

Vamos a insistir EN VIGO FALTAN DOS CALLES: MARCÓ DEL PONT Y JULIO VERNE

En el Siglo XIX, así como en la primera mitad del XX, las ciudades hacían gala de lemas tales como "Fiel, Leal y Valerosa, siempre Benéfica". Este era, puede que oficialmente todavía sea, el de Vigo. El de A Coruña resulta, como es natural, en consonancia con la peculiar idiosincrasia herculina, bastante más largo, pomposo … Continuar leyendo "Vamos a insistir EN VIGO FALTAN DOS CALLES: MARCÓ DEL PONT Y JULIO VERNE"

En el Siglo XIX, así como en la primera mitad del XX, las ciudades hacían gala de lemas tales como "Fiel, Leal y Valerosa, siempre Benéfica". Este era, puede que oficialmente todavía sea, el de Vigo.

El de A Coruña resulta, como es natural, en consonancia con la peculiar idiosincrasia herculina, bastante más largo, pomposo y sumamente pretencioso: "Muy Noble y muy Leal ciudad de La Coruña, cabeza, guarda, llave, fuerza y antemural del Reino de Galicia". Toma ya, eso sí que es un consistente y emblemático enunciado del poderío de los descendientes de María Pita.

El decimonónico lema de Vigo no hace mención al agradecimiento, dado que la nuestra no es ciudad Agradecida, como lo demuestra el hecho de que ni Buenaventura Marcó del Pont ni Julio Verne cuenten con calles en homenaje a su memoria. Cuando ambos representan dos figuras claves en nuestra historia: el primero, catalán, fue el verdadero fundador de Vigo como ciudad a partir de sus emprendimientos comerciales e industriales; el segundo, el gran escritor bretón, el mayor y mejor propagandista que tuvo la Ría, que personalmente visitó en dos ocasiones tras la publicación de "Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino".

Ambos merecen calle o plaza, que además deberían ser grandes y principales. Y si no las hay libres, que las hagan.

                                     ———- 0 ———-

De Marcó del Pont sólo saben quién están ocupados en conocer mejor la historia de la ciudad; y la figura de Julio Verne la sentaron junto al mar de manera ridícula sobre un cefalópodo, en un pretendido monumento que más bien parece una atracción de feria. O un homenaje al pulpo de la Ría. Que lo merece también; pero no con Verne encima. Mucho mejor dos monumentos separados, uno para el pulpo y otro para Verne.

Hay que reclamar para Marcó del Pont y Julio Verne esas calles principales en una ciudad en la que hasta el Corvo Mariño tiene su rúa con el correspondiente código postal: 36205.

No es Vigo ciudad Agradecida. No lo fueron, consecuentemente, los sucesivos alcaldes, tampoco el actual, quizás por la ignorancia de casi todos.

Y hay otros casos: FÉLIX SANTAMARÍA, el hombre que trajo CITROËN a Vigo, lo que en la segunda mitad del Siglo XX cambió para siempre la ciudad, tiene un mal callejón en las proximidades de A Florida, tan pequeño que ni siquiera aparece en los mapas de Google.

V.E

Ver también:

BUENAVENTURA MARCÓ DEL PONT I BORI

HAY QUE RECUPERAR A JULIO VERNE

FÉLIX SANTAMARÍA. EL HOMBRE QUE MULTIPLICÓ VIGO

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page