Punto de Mira

Artículo publicado

14/12/2020

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

VIGO
megadistrito industrial

La mayor ciudad de Galicia extiende su músculo empresarial más allá de los límites geográficos de su área metropolitana. Vigo es origen y cabecera de un megadistrito industrial que también es transfronterizo, cuya influencia se deja notar no poco en el norte de Portugal. Un área surgida del propio esfuerzo impulsor para superar las históricas trabas norteñas y cuya implantación y crecimiento tampoco la Xunta pudo impedir.

VIGO | megadistrito industrial

 

En su día soltó Manuel Fraga a unos empresarios vigueses que no entendía a Vigo y además que él era natural del norte. Esto en una reunión en la que se le solicitaba que incluyera a la mayor ciudad de Galicia – una verdadera conurbación del sur – en el trazado de entrada del Ave. Fraga se negó y además despidió de malas maneras a aquellos empresarios de la sala de la Xunta en la que se encontraban. Su sucesor Núñez Feijoo, actual presidente del gobierno gallego, tampoco quiere entender a Vigo, en su caso porque no le gusta lo que la ciudad significa. Al igual que Don Manuel, le tiene una significada manía.

A  los mandamases del PP les cuesta aceptar que Vigo que sea tan diferente. Una ciudad única, con una idiosincrasia cosmopolita, muy distinta a las otras principales localidades de Galicia, esto producto de sus orígenes industriales y del carácter emprendedor de muchas gentes venidas de fuera con animo de trabajar y crear, de muy distintas procedencias.

Una ciudad múltiple que se multiplicó por sí misma, con su propio esfuerzo por carecer casi siempre de ayudas oficiales, cuya influencia en la actualidad abarca un extenso ámbito geográfico que penetra en el norte de Portugal.

Con una gran potencia productiva, con otra mentalidad colectiva, Vigo es cabecera de una Galicia distinta, más moderna y avanzada que el resto. Esto no gusta allá arriba ni en el Partido Popular. Nada nuevo: desde el norte llevan más de dos siglos tratando de impedir el desarrollo de la ciudad del sur; pero con unos resultados que a la vista están y que son todo lo contrario a lo que ellos pretendían.

¿Un área metropolitana de seiscientos mil habitantes funcionando administrativamente?  Eso no les interesa porque sería demasiada la fortaleza de gestión que se centraría en Vigo.

V.E

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page