Punto de Mira

Artículo publicado

26/04/2020

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

VIGO UNIDO

Vigo no es ciudad administrativa como lo son las otras de Galicia con la peculiar excepción de Ferrol. Unas ciudades que en las crisis se ven protegidas por esa red de seguridad; pero Vigo, una ciudad de emprendores hecha a sí misma sin apenas ayudas externas, cuenta con una importante baza, su gran fortaleza colectiva.

VIGO UNIDO

Las ciudades industriales sufren con mucha mayor intensidad los golpes de las crisis, y este impacto es muy fuerte.

Aparte de una energía intrínseca como ciudad vigorosa que es, Vigo tiene la suerte en esta circunstancia de contar al frente del ayuntamiento con un director ejecutivo que – chorradas y payasadas públicas aparte – ha demostrado ser un magnífico gestor municipal. Dándose también, ahora mismo, la afortunada coincidencia de que este probado eficaz gerente controla y dirige, se puede decir que con otra mano, la Zona Franca. Y lo mismo, mediante fórmula sui géneris, la Diputación Provincial.

Abel Caballero ha hecho recientemente un llamamiento a la unidad. ´Hay vocación de salir juntos´, declaró el pasado 16 de Abril tras promover un frente común en la situación actual y en la que vendrá. El alcalde tiene el respaldo de los sectores de la automoción, naval, pesca, comercio y Universidad. Incluso, es de suponer, así debe ser, el obligado del Puerto.

Como el apoyo de una muy amplia mayoría de vigueses. En estos momentos también, probablemente, el de muchos que no le votaron. Tantos vigueses pasándolo tan mal, todos unidos en este gran barco llamado Vigo.

La mayor y más potente ciudad de Galicia se volverá a poner en marcha.

V.E

Nunca pudieron con Vigo. Ni cuando en el Siglo XIX las influencias norteñas consiguieron retrasar la llegada del ferrocarril a nuestra ciudad, ni tampoco cuando lograron demorar hasta bien avanzado el Siglo XX la construcción de nuestro puerto.

Tampoco pudo con Vigo Manuel Fraga, vetando la entrada del AVE en Galicia mediante un trazado en L para así marginar a nuestra ciudad. Ni su continuador Núñez Feijoo, cargándose a Caixanova. 

El Partido Popular de Galicia no pudo ni podrá con Vigo. Somos una ciudad muy diferente a las otras y eso es lo que molestaba a Fraga Iribarne y a sus actuales dirigentes.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page