Punto de Mira

ABEL CABALLERO REACCIONA ANTE EL PROVOCADOR NOMBRAMIENTO
DE VÁZQUEZ ALMUIÑA
(parece que el puerto de Vigo estaba demasiado bien gestionado)

Era de esperar la reacción del alcalde de la ciudad, porque la designación del médico de familia Vázquez Almuiña como presidente de la Autoridad Portuaria tiene mucho de eso, de provocación por parte de Núñez Feijoo. Es otra embestida, en esta ocasión muy seria, del presidente de la Xunta contra Vigo

ABEL CABALLERO REACCIONA ANTE EL PROVOCADOR NOMBRAMIENTO | DE VÁZQUEZ ALMUIÑA | (parece que el puerto de Vigo estaba demasiado bien gestionado)

Los números del puerto en el ejercicio 2020 resultan magníficos en todos los tráficos, muy especialmente en los de la automoción, pero también fruta y contenedores, tanto que, entre todos los de España, fue el puerto que más creció en tránsitos. Esto en contraste con el resto de las terminales gallegas, que presentan altos balances negativos.

Esto no se  puede consentir, debió pensar Feijoo. Y buscó una solución encaminada a frenar esta buena marcha: sustituir a Enrique López Veiga, cuya gestión estaba siendo demasiado buena, especialmente desde que consiguió resolver el peliagudo problema de la estiba. Además, para Feijoo, López Veiga era una especie de traidor que  mantenía, sin llegar a poder considerarse entente, una beneficiosa relación de no confrontación con la alcaldía y Zona Franca. Esto en provecho de la ciudad de Vigo.

———–

La designación de un médico metido a político para presidir la Autoridad Portuaria es mucho más que una provocación. Es un torpedo dirigido a la línea de flotación del puerto.

No tenía Feijoo donde meter al mediocre ex conselleiro de Sanidade y esa fue el frecurso, matando así dos pájaros de un tiro: hacer daño a la industria viguesa y que el hombre pudiera seguir gozando de un magnífico sueldo, ahora a cargo de la Autoridad Portuaria, entre los setenta y ochenta mil euros anuales a cambio de un absoluto desconocimiento de los asuntos portuarios.

Y el alcalde, lógicamente, reaccionó. A su estilo altisonante en este caso justificado, con un extenso pliego de alegaciones a la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios – también llamado Plan de Usos -, alegaciones que afectan a prácticamente todo el litoral urbano. Algo que en ningún caso hubiera hecho si López Veiga hubiera continuado. Al menos lo habrían hablado y consensuado.

Esta vez Núñez Feijoo fue demasiado lejos. Y en clave de burla, además.

López Veiga no servía porque su gestión era demasiado buena.

V.E

Ver, publicado el 26/11/20:

Un médico en el puerto

Y también:

OTRO GOLPE BAJO DE FEIJOO A VIGO: ESTA VEZ EN TODO EL PUERTO

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page