Unos por otros

Nuestra hemeroteca

Artículos de Antonio Ojea publicados entre 15/09/2008 y 01/01/2012

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

LA GUINDA

Unos por otros

LA GUINDA

COLADAS DE CLOACAS

COLADAS DE CLOACAS

Desde que tengo uso de razón no había asistido a un espectáculo tan grotesco como el que estos días se está ofreciendo desde los medios de comunicación. Me refiero a la trifulca sobre los espías, la trama de corrupción, las destituciones de candidatos y las cacerías.

Contemplando todo esto con cierto desapasionamiento (si fuera posible) he llegado a la conclusión de que todo parece haberse cocido en el mismo laboratorio: las cloacas del PP. Me he puesto a analizar el asunto, con las escasas referencias que permiten las noticias publicadas, y he llegado a la conclusión de que todo forma parte de la misma conspiración: la caza de Mariano Rajoy.

Desde que Mariano y Esperanza compartieron el mal trago del aterrizaje forzoso del helicóptero aquel, todo se volvió persecución. Según yo lo veo, el sector más conservador del PP, todavía incrustado en el aparato del partido, ha removido Roma con Santiago para ponerle zancadillas a un líder mal aceptado por el núcleo añorante de la arrogancia de Aznar. Y no encontraron otra forma, después de que Rajoy conformase unos órganos de dirección más a su medida, que ponerle zancadillas para que perdiese las elecciones.

¿Se puede contemplar de otra manera el hecho de que, pocas semanas antes de las últimas generales, se montase el lío aquel de Espe y Gallardón? Fracasado el primer ataque, se sucedieron las “retiradas” de algunos de los barones aznaristas y comenzó el acoso, con espías, dossieres, filtraciones, etc., hasta llegar a la situación actual.

¿Hay a quien no le resulte sospechoso el que estas trifulcas, inequívocamente gestadas en los entornos del partido, surjan precisamente antes de unas elecciones? ¿No podrían mantenerlas en la sombra hasta pasados los comicios, como se hizo en el lapso entre convocatorias?

Lo de los espías en la Comunidad de Madrid está claro que salió de dentro, como lo del entramado de corrupción y la revelación del cobro en Islas Caimán del primer candidato del PP por Ourense. Que el indirectamente beneficiado de las “revelaciones” sea el PSOE no resta un ápice de verosimilitud a lo dicho, porque las denuncias judiciales sobre lo de la corrupción y el espionaje las pusieron elementos del PP. Lo cierto es que, fotos de conveniencia aparte, nunca se había visto que un partido político se presentara a unas elecciones tan dividido.

Y en éstas estábamos cuando salta la liebre de que dos jueces (uno ministro) se van de cacería mientras uno de ellos aguarda ver cumplidos sus autos acusatorios contra unos cuantos presuntos corruptos del PP y su entorno. O sea, que parece que hay para todos.

Soy de los que piensan que la política ha tomado una peligrosa deriva, aquí y en la China Popular, a base de ir separándose de la realidad a pie de calle y refugiándose en un metalenguaje de uso interno con el que unos y otros acaban por confundir su beneficio personal o partidario con el del resto de los administrados.

Por otra parte, para mí que lo de la cacería de los jueces se ha montado desde las cloacas del PSOE. Me explico: como los socialistas asistían a la trifulca como simples espectadores, decidieron poner un cebo que les permitiese hurgar en la llaga y así poder terciar en su beneficio electoral. ¿O es que hay alguien tan estúpido de creerse que dos personalidades como el ministro de Justicia y Garzón “Superstar” puedan pasar desapercibidos aunque sea en un páramo?. Luego, ambos sabían que su “coincidencia” acabaría por ser del dominio público. Por lo visto tuvieron que intentarlo varias veces, porque nadie les había montado bulla en anteriores cacerías (aún no se avecinaban elecciones). ¿Y donde salta la libre? Pues en una partida cinegética organizada por un alcalde ¡del PP! ¿Será posible?

Poco antes, en unas filtraciones que sólo podían proceder de quienes conociesen el asunto, le siegan la hierba bajo sus pies a “Feijóo9”, el hombre de Rajoy en Galicia, revelando un cobro opaco en las Islas Caimán, para que el fichaje para soluciones económicas a la crisis en Galicia, Carrera, se fuese “p’a la Barranquilla” y dejase con el culo al aire al bueno de don Alberto.

Con lo de los jueces me da por pensar que se la han colado al PP para mejor situarse en la polémica. Es algo parecido a lo que hizo el Wyoming con Intereconomía, un canal de TV situable en los entornos más reaccionarios del PP. Les ponen dos señuelos en pleno campo y los astutos tiradores disparan sobre ellos, mientras las verdaderas piezas revolotean libremente.

Se mire por donde se mire, asistimos a una cacería en la que las piezas a cobrar visten indumentaria de camuflaje, armas al hombro y caminan sobre dos patas; los ejemplares de pelo y pluma contamplan atónitos cómo los tiros les caen lejos.

Todo ello sin perjuicio de cualquier otra opinión mejor fundamentada.

ANTONIO OJEA

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page