En portada

¿CÓMO LA VAMOS A LLAMAR?

Por aglutinar, puede que por las prisas, les ha salido una denominación poco convincente por demasiado larga. Lo que tiene su mérito, al haber utilizado solo tres palabras.

¿CÓMO LA VAMOS A LLAMAR?

¿Cómo denominarán los clientes a la Nova Caixa? Porque ellos serán, en un tiempo, los que decidan el nombre final de uso corriente. O los nombres, ya que cabe la posibilidad de que los clientes de la antigua Caixagalicia, sobre todo los del Norte, se sigan refiriendo a ella tal cual. Mientras que muchos de Caixanova seguirán llamando así a su oficina habitual, quizás, transcurridos unos meses, para terminar optando por Nova Caixa. O incluso, algunos, por la Caixa, a nosa, ya que existe otra, foránea y muy presente.

Eso, que es el personal de la calle el que tiene la última palabra, aunque algún medio de comunicación ya se pronunció: Nova Caixa. Tiempo hay para que se decidan, mientras desaparecen oficinas duplicadas, en algunos casos contiguas, se decoran de nuevo todos los cajeros automáticos, se va incorporando la nueva papelería, los directivos encargan sus tarjetas y se distribuyen las nuevas tarjetas de crédito, entre otros etcéteras.

ES UNA MARCA CLARAMENTE CAIXANOVA

Lo de Nova Caixa resulta consecuente con la intención gráfica de la nueva marca: es coherente con los colores elegidos y la familia de letras, que concuerdan ambas de manera muy clara con la imagen de ya antigua Caixanova, puesto que es la entidad que domina en esa fusión “paritaria”. En el conjunto logo marca, la imagen de Caixagalicia queda relegada.

Salvo que su nombre acompaña, claro: NovaCaixaGalicia. Lo que, desde nuestro punto de vista, hace todavía más evidente, refuerza el triunfo de Gayoso y su equipo: los querían absorber, mandar a Gayoso al ostracismo, tras denostarlo e insultarlo. Y ahora resulta que Gayoso y su equipo son los que mandan, los que gestionarán desde Vigo, desde la sede que fue de Caixanova, una nueva entidad que incorpora la marca de los que se mostraron como sus furibundos enemigos. Un Gayoso al que el periódico del lobby, en su incapacidad de digerir la derrota en la guerra que ellos mismos plantearon, se suele referir como “copresidente”.

Aunque también es cierto que esa doble vela en verde y azul del logo – nada original, por cierto – parece de aportación coruñesa, inspirada en el logo de la fábrica de patatas fritas Bonilla a la Vista, destacada industria coruñesa que elabora y distribuye un magnífico producto crujiente, esto hay que reconocerlo.

ANTONIO J.CAMPIO 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page