En portada

Artículo publicado

22/04/2016

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

DOS QUE CAMINABAN JUNTOS TRAMANDO EL TRASLADO DE MAERSK

Un presidente de un gobierno en funciones que toma, como medida repentina y a traición, la aberrante decisión de prorrogar por nada menos que por otros sesenta años la concesión de la contaminante ENCE en la Ría de Pontevedra, un complejo industrial que desde su inauguración en 1957, hace también sesenta años, cercenó el previsible … Continuar leyendo "DOS QUE CAMINABAN JUNTOS TRAMANDO EL TRASLADO DE MAERSK"

DOS QUE CAMINABAN JUNTOS TRAMANDO EL TRASLADO DE MAERSK

Un presidente de un gobierno en funciones que toma, como medida repentina y a traición, la aberrante decisión de prorrogar por nada menos que por otros sesenta años la concesión de la contaminante ENCE en la Ría de Pontevedra, un complejo industrial que desde su inauguración en 1957, hace también sesenta años, cercenó el previsible desarrollo, en una zona que era privilegiada, del eje Pontevedra- Marín.
Ver aquí artículo anterior: ENCE Y MARIANO RAJOY

Conceder a esta industria una prórroga de precisamente otras seis décadas tuvo que parecer a muchos pontevedreses un escarnio a su ciudad. Por lo cual y con toda lógica el Ayuntamiento aprobó la declaración de persona non grata al responsable de una afrenta político empresarial que supone una nueva condena para el futuro de Pontevedra y su área de influencia.

Igual el chaval que alcanzó la jeta de Rajoy con un crochet de izquierda en pleno centro urbano capitalino no estaba tan perturbado en su alteración juvenil. Igual el adolescente actuó provocado por una sobrevenida clarividencia. Quizás tuvo el presentimiento de que algo iba a hacer contra Pontevedra el jefe del gobierno y decidió atizarle. Con muy buen estilo, por cierto.

                                   ———- 0 ———-

Después, tras la cacicada de ENCE y ante el escándalo consiguiente, los redobles de ecos mediáticos y los perjuicios que ello va a causar a Pontevedra y su área, a Rajoy se le vino a la cabeza la ocurrencia – él también las tiene – de buscar un remedio parcial que le permitiera medio salvar la cara y recuperar algo de terreno en la intención de voto de los indignados ciudadanos.

La fórmula: arrebatar a Vigo una buena parte del tráfico de contenedores generado por las industrias viguesas para entregárselo al puerto de Marín, de modo que sus paisanos quedarían así encantados y le perdonarían al menos en parte.

                                    ———- 0 ———-

Lo tenía cómodo Mariano: su mozo de compañía y de andares por corredoiras es el manda de la Autoridad Portuaria de Marín, cargo que ocupa en virtud de los méritos cosechados a base de kilómetros recorridos haciendo el mayor de los ridículos juntos.

José Benito Suárez, quien desde el anuncio de Maersk permanece achantado, es además, como resulta bien sabido, el afortunado marido de la Ministra de Fomento, de formación médico que nunca ejerció en consulta pero sí en oficinas.

No resultaría extraño, pues, que la fuga de Maersk se les hubiera ocurrido a ambos tomando un refresco tras uno de sus troteríos. La ocasión estaba allí: la compañía danesa se preparaba para convocar una subasta y, por sus características, el puerto de Marín es bastante más barato que el de Vigo.
Ver aquí: LOS ANDARES DE MARIANO RAJOY

El siguiente paso con la zapatilla punta hacia arriba también lo tenían fácil: convencer a una consignataria marinense para que acudiese a la puja contando con la cobertura del gobierno en funciones, por lo tanto sin importar que los rellenos del puerto de Marín donde se realizarán las descargas hayan sido declarados ilegales.                       

El daño a Vigo, a su industria y su puerto ya está hecho.

Pero no le va salir gratis al Partido Popular, que, previsiblemente, va a perder en Vigo muchos más votos que los que recuperará en Pontevedra.

Todo lo anterior es, por supuesto, una hipótesis que semeja muy plausible. Y que además puede estar relacionada con la futura Area Metropolitana de Vigo, como una especie de reacción para desfavorecer a este proyecto que está en marcha y que será pronto una realidad.

J.L FRAGOSO

Las corredoiras favoritas para su discurrir las encontraron Mariano y José Benito en el municipio de Ribadumia del que fue alcalde, primero por AP y después por el PP, a lo largo de veinte años, entre 1983 y 2003, el famoso contrabandista con condena judicial por varios delitos contra la Hacienda Pública Nené Barral.
El mismo que apadrinó a Rafael Louzán, al que tuvo de chico de los recados hasta que cumplió la edad para convertirse en conserje del Ayuntamiento. De conserje a teniente alcalde y después salto a la presidencia de la Diputación de Pontevedra, cargo que supo compaginar con una vocación de otro tipo que le llevó a convertirse en exitoso empresario de vías y obras.
Puro territorio PP de P.

Y un apunte que nos envía un lector: "La ministra si ejerció como médica. Sabeis de sobra que este es un tema entre empresas privadas. Porqué no criticais a la sociedad de estiba? (25/04/16)


Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page