En portada

Artículo publicado

01/03/2015

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

EL PECULIAR TRIÁNGULO FORMADO POR CABALLERO-ESPINOSA-RODRÍGUEZ

Sus trayectorias están desde hace décadas entrelazadas en lo personal, político, empresarial y político-empresarial, con ilaciones que siempre pasaron por el nigromante Abel Caballero, cuyas artes de brujería política resultaron en varios momentos decisivas como vínculo y para las ejecutorias tanto de Manuel Rodríguez Vázquez como de Elena Espinosa Mangana.

EL PECULIAR TRIÁNGULO FORMADO POR CABALLERO-ESPINOSA-RODRÍGUEZ

Elena Espinosa (Ourense, 1960) fue alumna de Abel Caballero (Ponteareas, 1946) en la facultad de Económicas de Santiago obteniendo un notable en la asignatura, calificación muy bien recibida por ella, ya que ni entonces ni ahora la chica quiso ser nunca sobresaliente, ni siquiera cuando ostentó cartera ministerial con Zapatero.

Caballero percibió la discreción, meticulosidad y disposición para el trabajo de aquella callada discípula tan eficiente, nunca brillante, por lo que la utilizó para la realización de un estudio técnico que le había sido encargado al catedrático. A raíz de aquello nació entre ambos una relación personal especial.

En 1985 Abel Caballero fue designado inesperadamente por Felipe González ministro de Transporte, Turismo y Comunicaciones. Y ese mismo año, al poco de tomar posesión, se apresuró a colocar a Espinosa, que contaba con solo veinticinco años, al frente de un ente que se dio en llamar Zona de Urgente Reindustrialización de Vigo.

Caballero cesó en 1988; pero antes, aquel mismo año, tuvo tiempo para nombrar a su patrocinada presidenta de la Autoridad Portuaria de Vigo, cargo en el que permanecería largos años, hasta 1996.

ENTRA EN ESCENA MANUEL RODRÍGUEZ VÁZQUEZ

Manuel Rodríguez (Vigo, 1942) había fundado con el ingeniero Román Yarza una empresita para fabricar lanchas de plástico que se llamó Roday. En 1974 se separaron para Rodríguez iniciar Rodman y Yarza poner los cimientos de la hoy potente multinacional Grupo Copo.

Rodman tuvo bastante éxito con unas pequeñas embarcaciones de poliester reforzado; pero el año 1986 iba a resultar decisivo para el devenir empresarial de Manuel Rodríguez. Con su amigo Caballero en el ministerio y la protegida de aquel al frente de la Zona de Urgente Reindustralización de Vigo – aunque también con el beneplácito de un determinado sindicato – consiguió, en competencia con otro empresario vigués, que le fueran adjudicadas las inactivas instalaciones del antiguo astillero Ascón. Lo que iba a suponer un gran salto.

RECIBIMIENTOS CON HELICÓPTERO Y ENCARGO DE PATRULLERAS

No resulta, pues, extraño que cuando el ministro Abel Caballero venía a Vigo a pasar algún fin de semana, en Peinador fuera recibido por Manuel Rodríguez para ambos dirigirse en un helicóptero alquilado a la casa del propietario de Rodman, sobre una cala de Monteferro, en una finca que cuenta con helipuerto.

Caballero fue cesado en 1988; pero mantuvo muy buenos contactos en la cúpula del Psoe. Enterado Manuel Rodríguez a finales de los ochenta de que la Guardia Civil se disponía a crear SEMAR y que necesitaría patrulleras, consiguió que el ministro lo pusiera en contacto con el director de ese Cuerpo, que desde 1986 era el famoso Luis Roldán. Así pudo obtener el primer contrato.

Las primeras patrulleras fueronn entregadas en 1991 y Roldán continuó en el cargo y siguió manteniendo relaciones con Rodman hasta 1993. Es decir, hasta que se descubrió el gran pastel.

Y cuando Luis Roldán tuvo que intentar desaparecer del mapa, uno de sus primeros refugios fue precisamente la casa de Manuel Rodríguez en Monteferro. Según una información publicada entonces por Faro de Vigo, en alguna ocasión se le vio paseando en solitario por la playa de Panxón.

UN NUEVO RUMBO PARA ABEL CABALLERO

Como compensación por su destitución ministerial, Abel Caballero obtuvo el puesto de Secretario de Política Institucional del PSOE, cargo en el que se mantendría hasta el año 1994, en el que regresó a Galicia para convertirse en presidente del PSG-PSOE. En 1997 se presentó como candidato de su partido en las elecciones autonómicas, en las cuales, tras hacer un gran ridículo en la campaña, sufrió una monumental paliza por parte de Fraga, siendo los socialistas incluso superados en escaños por el Bloque.

Ahí comenzó su travesía del desierto político. Se recogió como catedrático en la Facultad de Económicas del campus de Vigo y, para lamerse las heridas, decidió dedicarse a escribir infumables novelas, léase ilegiles, una ocupación bastante incoherente, puesto que nunca fue aficionado a la literatura y su casa carece de biblioteca.

Mientras tanto, Rodman, ya Rodman Polyships iba viento en popa fabricando embarcaciones deportivas de alta gama con una buena acogida en los mercados. Mientras que Elena Espinosa, tras verse obligada a dejar la presidencia de la Autoridad Portuaria en 1996,  pasaba su propio calvario; pero en su caso sin pretender producir engendros literarios.

ESPINOSA ENTRA EN RODMAN Y A CONTINUACIÓN SE CONVIERTE EN MINISTRA

La protegida de Caballero volvió a aparecer en escena en 1999 como directora de un extraño ente sanitario de la Xunta que se llamó MEDTEC.

Para – siendo un hombre agradecido, también por méritos de ella – ser recogida por Manuel Rodríguez en 2002. La nombró adjunta a la presidencia. Un movimiento muy intuitivo por parte del empresario, puesto que en 2004, sorpresivamente, otra vez mediante la influencia de Caballero, que la seguía protegiendo en su partido, aprovechando el hueco dejado por la composición de equilibrios regionales y de género que Rodríguez Zapatero deseaba para su primer gobierno, ser nombrada ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación.

No lo hizo ni bien ni mal, todo un mérito en aquel ejecutivo. Sobre todo y muy en su línea llamaba poco la atención mediática, lo que le servía para aparecer siempre con una nota media en las valoraciones que dejaban las encuestas. Lo que le valió para recuncar en 2008 en el mismo ministerio pero con un nuevo nombre, Medio Ambiente, Rural y Marino. Ocurrió que no le sentó nada bien el cambio de denominación, sobre todo el “medio ambiente”, porque, cosa rara en la dama, que es tan prudente, metió la pata en un asunto con ramificaciones ecológicas, lo que le costó la cartera corriendo el año 2010.

INTERCAMBIO DE PAPELES Y UN FUTURO QUE YA SE VERÁ

En resumen, que se habían cambiado los papeles: mientras Elena Espinosa era ministra durante un periodo bastante más largo que Caballero, éste se había convertido en 2005 en presidente de la Autoridad Portuaria, cargo que anteriormente había ocupado su antigua alumna. Una tribuna que supo muy bien utilizar – también tirando de las arcas del organismo – como plataforma electoral o lanzadera hacia la alcaldía de la ciudad, que consiguió en Mayo 2007.

Como Espinosa estaba sin ocupación tras su cese, Caballero la apoyó para que en 2012 se presentara candidata a la Secretaría Xeral del PSG-PSOE, grado que, como se mencionó arriba, también ocupó en su momento el hoy alcalde de Vigo; pero la aspirante perdió ante el también ourensano Pachi Vazquez.

Así que de nuevo tuvo que acudir Manuel Rodríguez al rescate: desde entonces la tiene sentada a su lado como alta ejecutiva.

En la actualidad, varias de las empresas que componen el Grupo Rodman pasan por dificultades y el patrón está intentando vender a unos chinos. Elena – o Elenita, como la llaman algunos – permanece callada y refugiada en su despacho, esperando acontecimientos. Mientras que Abel Caballero, que recuncó en 2011, que aspira a volver a hacerlo este año y que en general está resultando un buen alcalde – henchido, eso si, de provinciana soberbia – acaba de cometer la torpeza de encallar un viejo barco pesquero en una rotonda de Coia.

¿Seguirán navegando juntos o se desmontará ese triángulo que guarda tantas complejidades internas?

(Es posible que tras esta enrevesada exposición de hechos, idas y venidas, fechas, nombramientos, ceses y más nuevos nombramientos, el lector se sienta un poco mareado; pero es lo que hubo y lo que hay)

J.L. FRAGOSO

Ver también: LOS PEONES QUE SIEMPRE SUPO MOVER MANOLO RODMAN

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page