Tribuna

Nuestra hemeroteca

Tribunas publicadas entre 30/10/2007 y 01/05/2009

El puente de Alvariño

Cien años más tarde, el puente de Rande se está quedando pequeño, va camino de su saturación – siendo, además, como es, el paso sobre la Ría de una autopista que enlaza, con sus prolongaciones, Galicia con el sur de Portugal -.
Por eso Fernández Alvariño se ha inventado otro. Se lo ha sacado de la chistera, con un gran sentido de la oportunidad.
Un puente diferente, de carácter urbano, o, si se quiere, metropolitano, con la función específica de unir y dar servicio a dos áreas que tienen una alta densidad de población y que precisan de esta comunicación para su desarrollo en un futuro inmediato.

Alvariño ha imaginado y presentado en público un magnífico puente, con su ubicación, su longitud, su altura de vano y sus prestaciones, con paseo peatonal y un carril bici. No importa que las cifras y los cálculos no se correspondan con la estricta realidad geográfica o la funcionalidad. Es su puente, y además, como él dice: «Si el problema es que el «Queen» no pase bajo el puente, pues se corrige». (declaraciones a Faro de Vigo, el pasado 28 de Agosto).
Todo tiene buena solución. Y si los 1.800 metros de longitud de su proyecto dejaban el final del puente en medio de la Ría, pues eso. Se alarga lo que sea preciso.

El que propone Alvariño parecerá una quimera; pero es evidente que otro puente se va a necesitar.
El mérito del presidente de la Confederación de Empresarios reside en que ha puesto el tema sobre el tapete. Que nos ha hecho ver que los primeros estudios para su construcción deben ser abordados cuanto antes.
Corregida y alargada, eso sí, a nosotros nos gusta mucho más que las otras posibles la opción imaginada por Fernández Alvariño. Porque se trata de un bonito sueño: una espléndida obra de ingeniería de cuatro kilómetros de largo, volando a unos setenta metros de altura, cruzando una de las mejores bahías del mundo.
Un puente espectacular, con unas características semejantes a las de otros que existen y que son míticos, que pondría a Vigo definitivamente en el mapa.
Sea el de Alvariño o sea otro más hacia el interior de la Ría, ese segundo puente se va a hacer, diga lo que diga el Partido Popular
.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page