Punto de Mira

Artículo publicado

17/03/2013

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

FARO DE VIGO RECUPERA CALIDAD LITERARIA (EN LA SECCIÓN DE DEPORTES)

Quedan lejanos, muy lejanos, los tiempos en que Faro de Vigo era todavía de propiedad local y estaba dirigido no por un periodista sino por un gran literato fabulador. Como en el franquismo apenas se podía informar, mucho menos opinar fuera de las consignas, pues se trataba de una muy buena solución para dar categoría al contenido del periódico. De esta manera, … Continuar leyendo "FARO DE VIGO RECUPERA CALIDAD LITERARIA (EN LA SECCIÓN DE DEPORTES)"

FARO DE VIGO RECUPERA CALIDAD LITERARIA (EN LA SECCIÓN DE DEPORTES)

Quedan lejanos, muy lejanos, los tiempos en que Faro de Vigo era todavía de propiedad local y estaba dirigido no por un periodista sino por un gran literato fabulador. Como en el franquismo apenas se podía informar, mucho menos opinar fuera de las consignas, pues se trataba de una muy buena solución para dar categoría al contenido del periódico.

De esta manera, Alvaro Cunqueiro elevaba a excelencia literaria la última página con su sección "El Envés", que venía siendo su principal ocupación como primer responsable de la redacción, aislado de casi todo lo demás. Una última página en la que solían acompañarle otros magníficos escritores, como Castroviejo o Torrente Ballester

Esa etapa pasó, es la añoranza, queda en el recuerdo. Sin embargo, el día 26 del pasado mes de Febrero los antiguos suscriptores de Faro de Vigo -entonces había miles – se volvieron a ilusionar al encontrar de nuevo afanes litararios entre sus columnas. Y lo que resulta más sorprendente, en la sección de deportes, en una crónica que se refería al encuentro Celta-Granada, disputado el día anterior y en cuyo descanso se llevó a cabo, con gaiteros, un acto en honor de Rosalía Castro.

"Con la angustia dulce de Rosalía de Castro, a la que una banda homenajeó en el descanso. Es por el 150 aniversario de "Cantares Gallegos"
(sic)

"Las gaitas se perdieron en el viento, también ellas como el llanto de un niño que añora el útero que lo cobijaba".

Toma ya. Esto sí que es emocionante y no lo que se ve en el campo de Balaídos.

La literatura ha vuelto a Faro de Vigo, no importa que en una crónica relacionada con el fútbol. Sus siempre divertidos lectores – es un periódico muy entretenido – estamos de enhorabuena.

V.E

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page