En portada

Artículo publicado

17/03/2013

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

GAYOSO: COMO BUENOS VIGUESES, NOSOTROS SÍ TE ESTAMOS AGRADECIDOS

En representación de partidos que tanto perjudicaron a la ciudad en el pasado y recientemente, como son el Bloque y el PPdeG, unos políticos miserables solicitaron de Gayoso la devolución de la medalla de oro de la ciudad.

GAYOSO: COMO BUENOS VIGUESES, NOSOTROS SÍ TE ESTAMOS AGRADECIDOS

Aquí, en ocasiones, fuimos muy críticos con Julio Fernández Gayoso, sobre todo en referencia a sus componendas para manejar a su antojo al consejo de Caixanova y así prolongarse más de lo debido al frente de la entidad. También respecto al equipo directivo que le acompañó, compuesto de  peones aduladores de andar por casa, quienes después, sin embargo, se demostraron como eficaces ex ejecutivos en el patente manejo de su falta de escrúpulos y de otras cosas una vez con las escandalosas indemnizaciones en el bolsillo. Eran los "coroneles" de Gayoso: Pego, Oscar Nelson y Gorriarán.

El mayor pecado de Gayoso, entre otros, fue el de la soberbia, el continuado ejercicio de vanidad de quien habiendo empezado desde muy abajo, como un simple "coolie", se vio convertido en Gran Chino Mandarín que ejerció como tal durante décadas. Los zapatos siempre esmeradamente lustrados con la lengua por los arriba mencionados. Como la Caja no era de nadie, pues él actuaba como si fuese suya, al igual que otros directores generales y presidentes de entidades financieras similares.

Pero en el otro plato de la balanza hay que colocar todo lo que desde la dirección de la Caja de Ahorros Municipal, de Caixavigo y de Caixanova, en sucesivas denominaciones, hizo por nuestra ciudad.

DE LA UNIVERSIDAD A LA OBRA CULTURAL Y SOCIAL

En tiempos de Fraga se produjo el primer intento – apoyado, naturalmente, por el presidente de la Xunta – de absorción de la entonces Caixavigo por parte de Caixagalicia, que también pretendía las Cajas de Pontevedra y Ourense para convertirse en la Gran Caja Única. La cosa estuvo muy mal, a punto de producirse aquella unión; pero aguantó Gayoso ante tan poderosos contrincantes, dio la vuelta a la tortilla y ganó la dura batalla, constituyéndose Caixanova, con las otras Cajas del sur, en el año 2000. Fue aquel, quizás, su mayor triunfo.

A Gayoso hay que agradecerle que Vigo cuente con universidad. Sin su empeño personal y su apoyo, en forma de financiación de Caixavigo, hoy no existiría el CUVI.

Desde Caixavigo, Gayoso levantó la que fue, en relación al tamaño de la entidad, la mayor y mejor Obra Cultural y Social de todas las cajas españolas. A años luz de la de Caixagalicia. El panorama cultural de Vigo hubiera sido muy otro sin, por ejemplo, el Centro Cultural García Barbón (nosotros preferimos llamarlo así) Sin olvidar, para nada, la extraodinaria aportación del Colegio Hogar San Roque al mundo laboral y el de la Escuela de Negocios al empresarial.

También fue Caixavigo, gracias a Gayoso, el puerto en el que se refugió gran parte de la flota pesquera viguesa cuando, en los primeros años de la década de los 90, surgió la crisis de las doscientas millas y no pocos empresarios de la pesca se salvaron de la ruina porque la Caja se convirtió en el mayor armador de la ciudad.

Es de gente miserable y ruin haber votado en un pleno del ayuntamiento la retirada de la medalla de la ciudad a Gayoso. Precisamente los concejales del Bloque, los cerriles nacionalistas de corredoira – así les va en las urnas – que tanto daño hicieron a Vigo a través, por ejemplo, de las violentas tomas callejeras de sus descontroladas, aunque dirigidas, mesnadas de la CIG, su sindicato armado.
 
Acompañados en esta ocasión por los ediles del Partido Popular que en nuestra ciudad encabeza un político chusquero, un tipo ignorante de baja estofa y nula ética. Que, por su conveniencia, ejerce, además, de antivigués, habiendo nacido vigués. Como lo demostró apoyando la pasada y descomunal embestida de Núñez Feijoo y del lobby de A Coruña contra Vigo, Gayoso y Caixanova. Y como demuestra casi cada día desde su puesto en la Diputación Provincial. Un individuo del que tampoco se podía esperar otra cosa.
 
¿Y las preferentes? Hasta los afectados saben, si quieren saberlo, que no se puede personificar la estafa y su desgracia en Gayoso, que es una falsedad con muy mala intención, una canallada afirmar tal cosa. Que se trató, en efecto, de un gran timo bancario; pero producto del perverso sistema que padecemos, en el que participaron otras Cajas y algunos bancos. Un monumental atraco bancario pero al revés, si se quiere. Dicho esto con todos los respetos y con nuestra adhesión total y apoyo a las protestas y movilizaciones de los ahorradores perjudicados, muchos de los cuales se encuentran en dificilísima situación.
 
Por último, una frase de Gayoso al devolver la medalla: "Durante máis de 60 anos dediquei a miña vida a traballar polo interese de Galicia e de Vigo -a miña amada cidade de nacemento- e, ainda sen Medalla, continuarei nesta mesma senda de traballo".

Los pecados están borrados, pesan mucho más los enormes beneficios que recibió Vigo.

Gracias, Gayoso. 

VIGOEMPRESA

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page