Punto de Mira

HASTA LOS HUEVOS DE LOS COMUNEROS DE CABRAL. Que se van a cargar el Aero Club de Vigo

A la derecha, el jefe de los comuneros. Como topónimo, Cabral debe significar lugar de cabras. Y es bien sabido que las cabras, acompañadas siempre por los cabros, tiran al monte. Sobre todo cuando el monte es suyo. En este caso los montes que se encuentran en una extensa área semiurbana de Vigo. Comandados por … Continuar leyendo "HASTA LOS HUEVOS DE LOS COMUNEROS DE CABRAL. Que se van a cargar el Aero Club de Vigo"

HASTA LOS HUEVOS DE LOS COMUNEROS DE CABRAL. Que se van a cargar el Aero Club de Vigo

A la derecha, el jefe de los comuneros.

Como topónimo, Cabral debe significar lugar de cabras. Y es bien sabido que las cabras, acompañadas siempre por los cabros, tiran al monte. Sobre todo cuando el monte es suyo. En este caso los montes que se encuentran en una extensa área semiurbana de Vigo.

Comandados por su líder, un tal Luis Rodríguez, en la foto, los de Cabral llevan años montando líos siempre en perjuicio de la ciudad en la que se inserta ese barrio con un fuerte componente rural pero en el que también se encuentran estructuras como el Ifevi o el aeropuerto de Peinador que en su momento fueron objetivo de los cabros.

El proyecto de Porto Cabral, un gran centro comercial que iba a construir una multimacional y que hubiera creado cientos de puestos de trabajo, un complejo de gran interés para Vigo y su área, incluido el barrio de Cabral, consiguieron paralizarlo en 2013. Son pocos, menos de ochocientos comuneros en un barrio que rebasa las siete mil personas, en una ciudad de doscientos mil habitantes; pero hacen muchísimo daño.

Y habría que ver cuántos de los que conforman el colectivo de comuneros están de acuerdo con las actuaciones de su directiva.

———- 0 ———-

Respecto al campo de golf del Aero Club que lleva en Peinador más de cincuenta años, que genera veintitrés puestos de trabajo, de ellos catorce fijos, con empleados casi todos mayores de cuarenta años, siendo ya no el golf un deporte exclusivo, a principios de los años noventa el aeropuerto pretendía expropiar una buena parte de su superficie para construir una pista de rodadura paralela a la principal.

Se daba por hecho que así iba a ser hasta que un socio del Aero Club y además abogado descubrió que esos terrenos no pertenecían a Aena sino a los cabros, lo que hasta ese momento ellos mismos, los de Cabral, ignoraban. Tampoco lo sabían los de Aena. De esta manera el aeropuerto se quedó sin la pista de rodadura – que tampoco se necesitaba ni ahora mismo se necesita – y entre los cabros y el Aero Club se firmó entonces, en el año 1996, un acuerdo de concesión por veinte años.

Que vence ahora. Y para cuya renovación los comuneros exigen una cantidad anual de ciento cincuenta mil euros que, simplemente, el Aero Club no puede asumir.

Dando por hecho que echarán de allí a la actual sociedad arrendadora, los jefes en cabro de los comuneros de Cabral hace ya bastantes semanas que publicaron anuncios en un diario deportivo nacional ofreciendo las instalaciones. Y según ellos tienen alguna oferta.

Vigo es una ciudad que todavía hacen más difícil determinados colectivos. Tanto que un par de jubiletas que comandan una llamada ´Alternativa Veciñal Vigo´, con sede en un recóndito rincón del de Lavadores, barrio vecino a Cabral, en el año 2015 se cargaron, tras varios años intentándolo y con la ayuda de unos abogaduchos de Ourense, el PXOM de la ciudad. Con todas sus consecuencias.

V.E

Ver, relacionado, publicado el 22/11/13:
LOS «CABRÓS» DE CABRAL

Y también:
UNOS PICAPLEITOS DE OURENSE SE
CARGARON EL PXOM DE VIGO (14/12/15)

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page