Punto de Mira

Artículo publicado

19/02/2017

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

HAY COLA PARA ENTRAR EN LA CÁRCEL

Digan lo que digan los de la Casa Real, no son poco los ciudadanos que opinan que la Justicia todavía está lejos de ser igual para todos. Para que ello ocurra, para que algún día llegue a ser casi igual para todos, a este país le falta bastante camino por recorrer. Por ahora, visto lo … Continuar leyendo "HAY COLA PARA ENTRAR EN LA CÁRCEL"

HAY COLA PARA ENTRAR EN LA CÁRCEL

Digan lo que digan los de la Casa Real, no son poco los ciudadanos que opinan que la Justicia todavía está lejos de ser igual para todos. Para que ello ocurra, para que algún día llegue a ser casi igual para todos, a este país le falta bastante camino por recorrer. Por ahora, visto lo visto y según opinión generalizada, esa Justicia es más igual para unos que para otros.

Lo que también ha expresado la Casa Real es su absoluto respeto por el contenido de la sentencia que afecta a la Infanta y al marido de la misma. Lo que resulta muy lógico, ya que en la Zarzuela sin estar satisfechos al menos se sentirán aliviados.

Ya aparte está el tema de los abogados, que los hay buenos y malos. Los buenos suelen ser caros, por lo que muchos españoles no se los pueden permitir (aunque también los hay muy caros y además muy malos, como ese que consiguió que Julio Gayoso, a sus ochenta y cinco años, con sólo dos de condena, se encuentre ahora ocupando celda en A Lama)

Un buen abogado puede conseguir que un criminal se vaya de rositas o con pena leve, mientras que uno malo puede llevar a su cliente a prisión aun siendo en realidad inocente del delito del que fue acusado. Hubo unos cuantos casos.

———- 0 ———-

Y si entramos en el plano social, no es lo mismo ser cuñado – por muy delincuente que se sea – del que ejerce y trabaja como Rey de España que no serlo. Como tampoco hay muchas Infantas. A Urdangarín no le pueden retirar su condición de cuñado, en todo caso, como mucho y siempre por circunstancias personales, podría algún día resultar rebajado a ex cuñado. Mientras que Cristina de Borbón y Grecia tiene todo el derecho a negarse a dejar su sexto puesto en la línea sucesoria, que es el que le pertenece. Aunque es posible que lo haga, dadas las enormes presiones que está soportando.

———- 0 ———-

A pesar de todo lo anterior, desde hace unos años algo se mueve en la Justicia española. Así, en los últimos tiempos han ingresado en prisión personas que años atrás, no hace tanto, jamás se hubieran visto en la tesitura.

La lista de presidiarios que fueron personajes destacados – políticos y hombres de grandes negocios la mayoría, entre los primeros descollando los del Partido Popular – empieza a ser extensa, aunque otros muchos, con los mismos merecimientos se hayan salvado. Pero hay una buena cola de delincuentes de alto standing y altos vuelos privados que se encuentran a la espera de juicio o posterior decisión judicial. Es una fila tan larga que nada extrañaría que en un futuro próximo en las cárceles se monten módulos para presos que fueron en su día delincuentes VIP en estado de libertad. Para que en el trullo, ya encerrados, de alguna manera lo sigan siendo.

Entre los que conforman la recua o reata, mencionables por proximidad geográfica, en su caso a la espera de juicio, se encuentran los antiguos directivos de la antigua Pescanova encabezados por Manuel Fernández Sousa y Alfonso Paz Andrade, los cuales, según diversas fuentes de la abogacía consultadas, tienen altas probabilidades de ser condenados a severas penas de cárcel, entre otros motivos por el grave perjuicio económico causado a miles de personas que eran accionistas de la gran compañía pesquera.

Ya absuelta la Infanta, ¿entrará Urdangarín en prisión?

Se sabrá dentro de unos días y por ello los ciudadanos españoles están expectantes. De entrada, la pena impuesta al condenado ha sido mucho más baja que la solicitada por la fiscalía, lo que podría ser todo un indicio. Pero la noticia de su no ingreso sería muy mal recibida por el personal.

Por otra parte, igual Urgandarín, aun siendo un golfo y un aprovechado, es también una especie de víctima de un real entorno. Nosotros y el lector nos entendemos.

V.E

El caso más singular es, sin duda, el de Francisco Granados, ex Secretario General del Partido Popular de Madrid y ex Consejero de Justicia e Interior de aquella Comunidad Autónoma.
El cual desde Octubre 2014 se encuentra en calidad de recluso en la prisión de Estremera o Madrid VII, la infraestructura que él mismo había inaugurado ocho años antes, en Julio 2006, en un acto en el que alabó la modernidad de las instalaciones con las consiguientes comodidades que conllevaría para los futuros usuarios.
Igual, dado que era tan aficionado a la práctica, también percibió comisiones por la construcción de ese recinto penitenciario a su gusto que ahora lo acoge; pero sin tantas comodidades como las que había anunciado.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page